Aunque desde hace unos meses iniciaron los preparativos para estas celebraciones con la siembra de diversos productos como la flor de cempasúchil, la caña de azúcar, el cacao y el maíz especial para elaborar la ofrenda, el domingo 18 se les prende una vela a quienes han muerto en accidente


Por Ana María Osorio J. 

Hidalgo.- Las fiestas de Xantolo o de todos los santos ya inició y fue el 29 de septiembre día de los arcángeles que se coloca la primera ofrenda entre quienes siguen la arraigada tradición de estas celebraciones que es una de las más importantes en México.

Y es que el 29 de septiembre, inició esta apertura del cielo para que las animas de los fieles difuntos, regresen del más allá para venir a visitarnos.

El misticismo cobra una real importancia en la región de las huastecas, donde se conjuga música, gastronomía y la cultura de cada pueblo, por que el Xantolo se celebra en Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

Aunque en toda la República Mexicana se hace una fiesta en grande en honor a los fieles difuntos, no hay más alegría en estas celebraciones que en el Xantolo, y los preparativos comienzan desde meses atrás, con la compra de cacao, maíz, y otros ingredientes para las ofrendas.

La del 29 de septiembre es tan solo, el preludio de lo que vendrá pues se coloca una ofrenda al Mictlán de donde salen las ánimas para estar unos días entre los vivos.

Son tres días donde no falta el pan de dulce, el chocolate caliente, la cerveza y el aguardiente, el tradicional zacahuil, los dulces tradicionales de cada región, el mole, el arroz, la barbacoa, en fin, todo aquello que más les gustaba a nuestros seres queridos o amigos que ya partieron rumbo a la vida eterna.

La música, las velas y las flores además del olor a incienso, hacen que el ambiente sea propicio para sentir la presencia de nuestros ancestros, y eso es lo que le da un toque de nostalgia y a la vez alegría por estos reencuentros.

Hay que destacar que el 24 de junio se siembra la flor de cempasúchil, esta es una flor típica que no debe faltar en estas celebraciones pues de acuerdo con las tradiciones es la flor que guía a nuestros seres queridos desde el cielo a sus hogares en la tierra.

Los días se acercan y el segundo es cuando se les prende una vela a los que murieron en desgracia y esto se hará el 18 de octubre y luego vendrán los días más grandes, el 31 se espera a los angelitos y el uno y dos noviembre, a los mayores así que sin dejar de lado las tradiciones pero guardando todas las recomendaciones sanitarias, vamos a celebrar en grande a nuestros muertos pero al mismo tiempo cuidémonos y sigamos las recomendaciones de las autoridades sanitarias y del Gobierno de Hidalgo que este año han pedido ser prudentes para evitar reuniones masivas y al mismo tiempo evitar ir a los panteones, así que toma tus previsiones.