El presidente  señaló que las detenciones son representativas para demostrar la profundidad de la crisis y decadencia que dejó la política neoliberal en México


Chiapas.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió no “sentenciar” a los ex Secretarios de Seguridad, Genaro García Luna, y de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, antes de que se demuestre su culpabilidad en Estados Unidos.

No obstante, afirmó que la detención de ambos funcionarios -presos por acusaciones de narcotráfico- evidencia la decadencia y la profundidad de la crisis en el país, así como la subordinación del poder económico sobre el poder político.

“Imagínense, un secretario de Seguridad Pública preso en Estados Unidos, acusado de vínculos con el narcotráfico, y hace unos días detenido también el que fue secretario de la Defensa Nacional, acusado por lo mimo. Desde luego, en ningún caso hay que sentenciarles antes de que se les demuestre su culpabilidad, pero esto es lo suficientemente representativo para demostrar la profundidad de la crisis de México, la decadencia de México que produjo la política neoliberal y el predomino del dinero”.

“Pero esto es lo suficientemente representativo para demostrar la profundidad de la crisis de México, la decadencia de México, que produjo la política neoliberal y el predominio del dinero, predominio del poder económico, que subordinó por completo al poder político”, sostuvo.

Al presentar en la presa “Peñitas” el nuevo modelo de manejos de presas para evitar inundaciones en Tabasco, el titular del Ejecutivo federal señaló que esta política económica dejó muchos damnificados porque se empobreció a nuestro país, pues, acusó, solo se favoreció a una minoría rapaz, por lo que México no avanzó.

Acompañado de los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Rutilio Escandón y Adán Augusto López, respectivamente, el mandatario señaló que “afortunadamente” y en forma ejemplar “porque el pueblo supo decir basta” y ha iniciado en México un proceso de transformación.