Merkel, señaló que es necesario aplicar “medidas duras” durante los próximos dos meses


Alemania.- La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió hoy que la propagación de la nueva cepa de Covid-19, detectada en Reino Unido, podría multiplicar la incidencia acumulada por diez en los próximos tres meses.

En una reunión con los diputados conservadores en el Bundestag, Merkel, señaló que es necesario aplicar “medidas duras” durante los próximos dos meses.

“Si no logramos parar esa variante británica tendremos para Semana Santa una incidencia diez veces mayor. Necesitamos aún entre ocho y diez semanas de duras medidas”, aseguró.

Alemania inició ayer una fase más estricta de su segundo confinamiento, en la que se prolongan hasta el 31 de enero las medidas vigentes a la vida pública y la actividad económica, y se endurecen algunas de ellas.

La incidencia acumulada de casos de Covid-19 en los últimos siete días ha repuntado hasta los 164.5 casos por cada 100 mil habitantes.