El Banco Central continúa así el ciclo bajista que inició en agosto de 2019, cuando el referencial se ubicaba en 8.25%


Cd de México.- El Banco de México (Banxico) aplicó este jueves su décimo primer recorte consecutivo a la tasa de interés, en línea con lo esperado por el mercado.

El referencial ahora se ubica en 4.25 por ciento. Al inicio del año, se encontraba en 7.25 por ciento. La decisión de la Junta de Gobierno fue unánime.

La última vez que el referencial se ubicó en este nivel fue hace cuatro años, en septiembre de 2016.

En su comunicado, el Banxico remarcó que la conducción de la política monetaria dependerá “de la evolución de los factores que inciden sobre las perspectivas de inflación y sus expectativas, incluyendo los efectos que en ambas pudiera tener la pandemia”.

“La Junta de Gobierno tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional y considerando la fuerte afectación a la actividad productiva, así como la evolución del choque financiero que enfrentamos. Ello a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta del Banco de México en el plazo en el que opera la política monetaria”, agregó.

En agosto, la inflación salió del rango objetivo del Banxico (3 por ciento, +/- un punto porcentual) en el que había estado por 14 meses, desde junio de 2019.

El mandato único del Banxico es mantener una inflación baja y estable.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró en el octavo mes del año una variación de 4.05 por ciento a tasa anual.

De hecho, antes de llegar a ese nivel, la inflación ya presentaba una aceleración desde que en abril se ubicó en 2.15 por ciento, un nivel no visto en casi cinco años.

El Banxico indicó que, a pesar de ese aumento, prevé que la inflación se ubique en alrededor de 3 por ciento en el horizonte de pronóstico de 12 a 24 meses.