Adelantó que seguirá denunciando las irregularidades electorales que atenten contra la democracia

Durante la conferencia mañanera de este martes, el presidente López Obrador reconoció que «sí está metiendo la mano» en el presente proceso electoral, además de admitir que tuvo que ver en que la FGR investigara a los candidatos al gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza y Samuel García.

Luego de que un reportero le preguntara si tuvo algo que ver en que la FGR iniciara las investigaciones en contra de Adrián de la Garza, el presidente respondió que sí, que no sería cómplice del fraude electoral.

“Claro que sí, claro que sí, si aquí lo di a conocer, si es de dominio público, lo estoy diciendo, no podemos ser cómplices del fraude», dijo el presidente.

“Fueron tres días (que denunció la entrega de la Tarjeta Rosa por parte de Adrián de la Garza), lo vi en las redes sociales y pensé que podría ser una noticia falsa, (la entrega de la tarjeta) y luego ya se comprobó de que es real, y hasta me enviaron una tarjeta, si el Reforma no dice nada, pues ese es otro asunto, si El Norte no dice nada, si se quedan callados. Ellos cumplen con la máxima del vasallo que es la de obedecer y callar, porque están alienados a Salinas, pero yo siempre digo lo que pienso y esto lo tenemos que hacer todos, los ciudadanos, en los municipios, en las regiones, en los estados”, contestó.

Además, recalcó que seguirá denunciando estos actos de fraude electoral pues señaló que las elecciones deben ser un precedente en cuanto a limpieza y libertad en México.

“Cuando me dices “usted dijo…”, claro y lo voy a seguir diciendo, es más convoqué a los gobernadores a firmar una carta para cuidar que se garantizara la democracia, que las elecciones fueran limpias, libres, porque eso va ser excepcional, inédito en la historia de México. No ha habido democracia”, señaló.