Elementos de la Guardia Nacional aseguraron, en dos acciones diferentes, 104 mil 500 litros de hidrocarburo ilegal.

Los hechos ocurrieron en Tabasco y Durango, en los cuales los conductores de los camiones, donde se transportaba el hidrocarburo, no contaban con la documentación que avalara su legal transportación.