Japón anunció que verterá más de un millón de toneladas de agua radiactiva en el mar, señalan que ya ha sido tratada

Derivado del accidente de la planta nuclear en Fukushima, catástrofe que tuvo lugar hace poco más de diez años, el gobierno japonés anunció que vaciarán más de un millón de toneladas de agua contaminada en el mar. Aunque señalan que ya ha sido tratada, países vecinos y algunos pescadores locales se han opuesto a esta decisión.

Esta solución se da luego de siete años de conversaciones y almacenamiento de aguas contaminadas con radiación, pues fueron usadas para el enfriamiento de los reactores nucleares que se fusionaron después del tsunami en marzo de 2011.

«El agua será vertida después de asegurarnos de que se halla a un nivel (de sustancias radiactivas) claramente inferior a los estándares de seguridad», declaró hoy el primer ministro Yoshihide Suga.

Sin embargo, la oposición alega que esta decisión afectará aún más la reputación de los productos locales que se derivan de la pesca. Sin embargo, el gobierno japonés insiste en que esta es la mejor decisión para el tratamiento de estas aguas contaminadas que se acumulan en cisternas gigantes muy cerca del mar.

Varios países han opinado al respecto:

China señaló que es «extremadamente irresponsable pues dañará mucho la salud y la seguridad pública en el mundo, así como los intereses vitales de los países vecinos».

Corea del Sur, expresó que esta decisión representa «un riesgo para el entorno marítimo».

Por su parte, el gobierno de los Estados Unidos expresó su apoyo a tal decisión.