Sus famosos padres dieron a conocer la dolorosa noticia a través de un breve comunicado


Por Bárbara Lemur  

Los Ángeles.- El joven modelo Harry Brant, hijo del multimillonario Peter Brant y la modelo Stephanie Seymour, murió el pasado domingo a los 24 años de edad a causa de una sobredosis accidental.

Aunque con todas las reservas, su familia dio a conocer en un breve comunicado la terrible noticia.

“Es con gran pesar que compartimos con vosotros las noticias de que nuestro querido hijo Harry Brant perdió su batalla con la adicción y falleció por una sobredosis accidental de medicamentos recetados”, señalaron sus famosos padres. 

El padre de Harry es el destacado empresario de la industria de los medios de comunicación, Peter Brant Stephanie Seymour fue una de las supermodelos de principios de los años 90.

De acuerdo con agencias y medios del espectáculo, ver a Harry en

Los desfiles de moda y en las fiestas más exclusivas de Nueva York era muy común desde su adolescencia.

Con tan solo 16 años, el joven modelo era figura en la selecta gala del Met, una de las grandes citas anuales para la High Class de la Gran Manzana.

Harry, tuvo algunas participaciones como columnista en la revista Interview propiedad de su padre y como modelo poso para distintas marcas.