Calabacitas para la fiesta de Halloween

0
373
calabacitas

Sabías que la calabaza sonriente es una de las piezas claves de esta fiesta del 31 de octubre cuya historia surge en Irlanda y Escocia, pero que tiene un gran arraigo en Estados Unidos y desde luego en México. 

 

Pachuca, Hidalgo.- Se acercan las fiestas de Halloween, la fecha exacta es la noche del 31 de octubre, este año caerá en domingo y seguro que ya tienes tu disfraz, pero sabías que las calabacitas con rostros alegres o terroríficos están muy presentes en estas festividades, si no, aquí te lo contamos.

Previo al Halloween o “noche de brujas”, en miles de hogares se colocan calabacitas iluminadas, algunas sonrientes alegremente, otras tienen una sonrisa maléfica y lo que debes saber es que está ligada a muchas historias, incluso de terror al menos desde que en 1820 el escritor Washington Irving las incluyera en el relato de Sleepy Hollow.

Actualmente la calabaza de Halloween, ya sea como una lámpara o un buen disfraz, es uno de los símbolos más populares de estas fechas, que en México coinciden con el inicio de las celebraciones del Día de Muertos y estas imágenes de barro o papel, se han convertido en un objeto decorativo, especialmente al norte del país, en Estados Unidos y algunos países de Europa.

Por ello, ahora es muy común ver en diversas carreteras de México, que hay puestos de artesanías donde se venden estas tradicionales calabacitas de barro.

Sus costos son muy variados, las hay desde 350 las más grandes y muy elaboradas o pequeñitas de 35 pesos, la cuales sirven muchas veces de regalo en estas fechas.

Los artesanos del barro son originarios de Querétaro, ellos han aprendido a amasar el barro y darles formas a sus objetos en este caso a las calabacitas.

Desde inicios de septiembre llegan a estados circunvecinos para vender las miles de calabazas que hornean para esta temporada, y saben que es todo un reto acabar con la producción pues de lo contrario tendrán que guardar su mercancía para el otro año.

Juan, uno de los tantos artesanos apostados a un costado de la México-Pachuca, sabe que este año es mejor que los que antecedieron a 2021 pues ha bajado la pandemia y la gente ya sale y compra sus artesanías.

Las familias poco a poco son atraídas por el colorido naranja y alegre de estas piezas y así este año la esperanza es que sus ventas se eleven y regresen a sus pueblos con la certeza de haber tenido una gran temporada.

Pero sabes algunas historias relacionadas a las calabacitas de Halloween, aquí te dejamos una: 

La tradición de las calabazas de Halloween proviene de una leyenda celta llamada ‘Jack of the lantern’ o en español, Jack el de la linterna.

Según la leyenda, hace mucho tiempo durante la “Noche de brujas” el mal fue a buscar a un granjero irlandés que tenía fama de tacaño, su nombre era Jack.

El mal quería llevarse esa alma, pero Jack de manera inteligente, logró engañarlo y atraparlo. Para liberarse, el mal, le prometió que si lo dejaba ir “jamás lo volvería a buscar”.

Años después Jack murió y al llegar al cielo, fue rechazado, y al llegar al infierno tampoco fue recibido, por el contrario, lo condenaron a deambular por el purgatorio.

Antes de irse, Jack le pidió al maligno que le regresara el favor que un día le hizo, que le diera una luz para alumbrar su camino así que recibió una brasa, Jack tomó un nabo que llevaba en su bolso, le hizo un hueco y la metió para que no se apagara.

Esta es una de las leyendas más populares de Irlanda y Escocia, conocida como Jack el del farol, por lo que con la llegada de los inmigrantes irlandeses a Estados Unidos la leyenda y tradición de poner una brasa o una vela dentro de una calabaza cobró fuerza, sobre todo porque esta es una hortaliza de la temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí