Estas proyecciones mejoraron por los ajustes en los pronósticos de economías avanzadas, principalmente para EEUU

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía mexicana crezca 5 por ciento este año, 0.7 puntos porcentuales más que lo previsto en enero.

Además para 2022 proyecta que el PIB modere su crecimiento a 3 por ciento, 0.5 puntos porcentuales más que en su anterior reporte sobre Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés), en sintonía con los mejores números proyectados para la economía mundial impulsados por el desempeño de economías avanzadas.

Las proyecciones sobre la economía global mejoraron por los ajustes alcistas en los pronósticos de economías avanzadas principalmente para Estados Unidos, en donde el repunte esperado para su PIB es de 6.4 por ciento y 3.5 por ciento en 2021 y 2022, respectivamente, 1.3 y 1 puntos porcentuales superiores a lo proyectado en enero.

Gracias al paquete de estímulos fiscales aprobado se estima que Estados Unidos regrese su actividad a niveles de finales de 2019 en la primera mitad de 2021 y Japón en la segunda mitad.

“El alza en los pronósticos globales para 2021 y 2022 son debido por las economías avanzadas, particularmente por el ajuste alcista en Estados Unidos de 1.3 puntos porcentuales, que se espera crezca 6.4 por ciento este año. Esto hace a Estados Unidos la única economía grande para la que se proyecta sobrepase el crecimiento del PIB estimado para el 2022 en ausencia de la pandemia. Otras economías avanzadas, incluida la zona del euro, también se recuperarán este año, pero a un ritmo más lento. Entre las economías emergentes se prevé que China crezca este año un 8.4 por ciento”, explicó Gita Gopinath, directora del Departamento de Análisis del FMI.

Sin embargo, alertó sobre desafíos abrumadores por delante al proyectarse que la pérdida anual promedio en el PIB per cápita durante el periodo 2020-2024, en relación con los pronósticos prepandémicos, será de 5.7 por ciento en los países de bajos ingresos y del 4.7 por ciento en los mercados emergentes, mientras que en las economías avanzadas se espera que las pérdidas sean menores en 2.3 por ciento.

Las pérdidas en el PIB per cápita están revirtiendo la reducción de la pobreza; se espera que 95 millones de personas adicionales hayan ingresado en las filas de los extremadamente pobres en 2020 en comparación con las proyecciones prepandémicas.

“Un alto grado de incertidumbre rodea nuestras proyecciones. Un progreso más rápido con las vacunas puede elevar el pronóstico, mientras que una pandemia más prolongada con variantes de virus que evaden las vacunas puede conducir a una fuerte degradación. Las recuperaciones a varias velocidades podrían plantear riesgos financieros si las tasas de interés en los Estados Unidos aumentan aún más de manera inesperada. Esto podría hacer que las valoraciones infladas de los activos se reduzcan de manera desordenada, que las condiciones financieras se endurezcan drásticamente y que se deterioren las perspectivas de recuperación, especialmente para algunos mercados emergentes y economías en desarrollo altamente apalancados”, escribió Gopinath en el blog del FMI sobre el reporte Perspectivas Económicas Globales (WEO).

Información de El Financiero