Diputada Hortensia Noroña  impulsa un exhorto a autoridades hacendarias y financieras para que establezcan acuerdos con instituciones bancarias


Cd de México.- La diputada Hortensia Noroña Quezada (PRI) informó que impulsa un punto de acuerdo para que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorte a autoridades hacendarias y financieras a establecer acuerdos con instituciones bancarias y de crédito, para suspender el cobro de pagos vencidos, es decir, cuando el acreditado se atrasa en el abono o liquidación de un préstamo.

Mediante un comunicado, expuso que “las familias mexicanas endeudadas se encuentran en total desamparo frente al cobro abusivo y arbitrario de intereses moratorios”.

Su propuesta de exhorto, contenida en un punto de acuerdo presentado ante la Comisión Permanente, va dirigida a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para que negocien acuerdos con instituciones bancarias y de crédito, a fin de suspender toda tasa de interés moratorio.

“El periodo del beneficio se limitaría al primer semestre de 2021, para usuarios que acrediten ser adultos mayores, madres jefas de familia sin ingresos fijos, personas físicas cuya percepción diaria no rebase tres salarios mínimos y quienes estén desempleados derivado de la contingencia sanitaria”, detalló.

La legisladora federal por Jalisco apuntó que el objetivo es proteger el ingreso familiar y el poder adquisitivo de los más vulnerables, “de quienes han recurrido a endeudarse para adquirir un bien necesario, que puede ser desde una casa, un electrodoméstico, hasta medicamentos, un tanque de oxígeno, un oxímetro o pagar la cuenta estratosférica de algún hospital”.

“No son solamente cifras o estadísticas, se trata de personas que la están pasando mal y la ven peor en el mañana, por haber perdido su trabajo, carecer de sustento y ver amenazado su patrimonio familiar”.

“Lo que solicitamos es una tregua, un respiro a quienes menos tienen y han recurrido a créditos o préstamos con los bancos, tiendas departamentales, que ante la expectativa de estabilidad y trabajo fijo que tenían antes de la pandemia adquirieron bienes o productos mediante crédito, con pagos a plazos, aunque finalmente, todos son sujetos a tasas de interés tanto de costo como moratorios”, abundó.

Noroña Quezada acusó que “la irresponsabilidad de los gobiernos respecto al manejo de la pandemia ha salido muy cara, por la mala proyección, el desentendimiento de las autoridades encomendadas al control y combate de contagios, por la falta de sometimiento a principios científicos, médicos y hasta hospitalarios, además del manejo de criterios político-electorales que desde el Ejecutivo federal se han hecho”.

Llamó a la Administración Federal a que asuma “decisiones serias, responsables para hacer frente a la pandemia, y no deje a ningún sector productivo de la economía en el desamparo”, porque al cierre del 2020 se contabilizaron al menos 15 millones de empleos perdidos, que representan familias sin sustento, de las cuales, poco más de nueve millones son mujeres jefas de familia.