Los cambios a la Constitución y diversas leyes implicarían vulnerar esquemas legales e institucionales de protección a niñas, niños, adolescentes y mujeres, y daría otro rostro a instituciones como el matrimonio y familia.

La fracción de Morena en la Cámara de Diputados pretende llevar a cabo la mayor transfiguración normativa, legal y cultural que haya existido en la historia de México con la aprobación de un mega paquete de 48 iniciativas contenidas en un solo dictamen.

Los diputados federales del Movimiento de Regeneración Nacional pretenden imponer supuestos derechos, legislaciones y encuadres culturales que despojarán de la protección materna y paterna e institucional a niñas y niños, y alterarán la naturaleza de instituciones pilares de la sociedad, como la familia, el matrimonio, la protección de los niños y la armonía social.

Este dictamen de reforma considera en total 48 iniciativas de reformas, que abarcan cinco aspectos fundamentales de la vida cotidiana del país.

A través de la organización Dales Voz, los diversos grupos de colectivos de profesionistas y representantes de la sociedad civil alertan que a través de conceptos como “igualdad sustantiva”, “género”, y “autonomía reproductiva, entre muchos más, la fracción legislativa de Morena en San Lázaro estaría abriendo un camino legal a prácticas como la pedofilia, poligamia, así como abuso sexual, aborto y cambio de sexo en niñas, niños y adolescentes.

De un exhaustivo análisis acerca del alcance jurídico y social del paquete de reformas que Morena impulsa en la Cámara de Diputados para que sea aprobado “al vapor”, se desprende que el proyecto excede la regulación en materia de género, ya que a pesar de que existen actualmente legislaciones federales, ahora se busca alterar aspectos relacionados con la protección de la vida, el derecho a la familia, el matrimonio y salud.

Tal y como está incorporado en la legislación vigente, el concepto de “autonomía reproductiva” se refiere única y exclusivamente al derecho que cada familia tiene de elegir libremente el número y espaciamiento de sus hijos.

Sin embargo, explicó el abogado Abraham Madero, vocero de Dales Voz, los diputados de MORENA intentan una reconfiguración de ese concepto (utilizado regularmente a nivel internacional para argumentar la despenalización del delito de aborto) no solo para que el aborto sea reconocido como un supuesto derecho, sino que su acceso se extienda a niñas y adolescentes.

Una de las propuestas de reforma más polémicas dentro del paquete legislativo es el de crear el “derecho para toda persona” a la “identidad sexual”. Esta modificación implicaría incorporar en la Constitución el derecho a la llamada rectificación sexo genérica o cambio de sexo incluso en niñas y niños, sin que la propuesta incluya ningún análisis o estudio sobre las graves implicaciones hacia estos.