Economía e Innovación

La combinación desastrosa de los efectos del COVID, las muertes por enfermedad o por homicidios, ocasionados por la criminalidad, que se apodera de espacios corrompiendo a todo aquel que se venda, el confinamiento como medida de contención de los contagios, el freno de las actividades productivas, la efervescencia política, por las próximas elecciones, cuya trascendencia estriba en la continuidad de un régimen, con todas sus imperfecciones, pero centrado en una política social o el regreso a un formato gubernamental sustentado en la privatización de los recursos naturales, como de las actividades productivas estratégicas y sociales, entre las que están la educación y la salud, con el único propósito lograr acumulación financiera en pocas manos, los ataques recíprocos y descalificaciones, como campañas políticas, en lugar de ideas y propuestas; sin dejar de mencionar el rezago tecnológico y de la investigación, ampliándose cada vez más la brecha entre la estructura productiva nacional (mipymes) y las Instituciones de Educación Superior y Centros de Investigación; todo ello a pesar del incremento en los costos sociales, como el desempleo, la informalidad, la marginalidad, la desigualdad y la pobreza, constituyen el hoyo negro que asfixia a la economía ralentizando su dinámica, ¿hasta dónde? ¿hasta la paralización total?

Expertos estiman que en 2021 la economía mexicana crecería entre 3% y 4%, que la economía mundial alcanzaría un crecimiento del 4%, lo cual no parece que se logre, ante el comportamiento de la pandemia, dado que a nivel mundial los decesos por covid ya superaron los 2 millones, con más de 93 millones de contagios, según la Universidad Johns Hopkins, en México al 16 de enero se registraron más de 140 mil defunciones y 94 mil 900 casos.

La vacunación ya empezó en todo el mundo, sin embargo, tal parece que la erradicación del Sars-cov2 no será posible en este 2021, según Soumya Swaminathan Directora de Científicos de la OMS, no se va a alcanzar ningún nivel de inmunidad de la población mundial, pues tomará tiempo producir y aplicar el número de dosis requerido para frenar la propagación del virus. No es cuestión de millones de personas, estamos hablando de miles de millones de personas, dijo.

En nueve meses de pandemia se llegó al millón de muertes, pero en tres meses ya se superaron los dos millones de decesos; se tienen vacunas, pero los mecanismos de mercado han evidenciado la falta de solidaridad, porque las vacunas solo han llegado a los países de ingreso altos, mientras que las naciones más pobres no tienen ninguna.

El secretario general de la ONU expresó la ciencia ha tenido éxito, pero la solidaridad ha fallado. Mientras existan países con poblaciones padeciendo el covid, el mundo seguirá en alto riesgo. La pandemia es un problema global sin fronteras.

En materia económica se estima que México crecerá en 3.7% en el 2021, insuficiente para recuperar los niveles pre pandémicos, vemos en el reporte mensual de noviembre del 2020, que la actividad industrial ascendió 1% respecto a octubre, pero en comparación anual registró un descenso de menos 3.3%, siendo los sectores energético y la construcción, los más castigados en menos 7% y menos 8% respectivamente, agréguele usted que el avance del Covid ha profundizado el debilitamiento de la industria mexicana, sobre todo en las mipymes manufactureras.

Gracias al esquema de outsourcing de cancelación de plazas laborales formales, en cada diciembre durante el periodo 2012-2019 los despidos se incrementaron en un 64%; en diciembre del 2020 el IMSS reportó la pérdida de 278 mil puestos de trabajo, a lo largo del 2020 se registró una disminución de más de 647 mil plazas de trabajo, de las cuales el 43% son resultado de la práctica patronal de dar de baja en diciembre a trabajadores.

Estamos ciertos que el binomio ciencia-tecnología, con el soporte a la investigación y la innovación, pueden hacer posible la reactivación de las economías nacionales y global, pero lo malo es que estos factores están en manos de las grandes trasnacionales, dueñas de los mercados, mediante los cuales dominan al mundo, ¿acaso nos dirigimos a un gobierno global corporativo?