Sigue controversia: entregan firmas a Sheinbaum para retirar a Colón

0
247
Firmas Tlali

La Jefa de Gobierno destacó que colocar en Paseo de la Reforma una escultura en homenaje a la mujer indígena implica que generaciones de mujeres presentes y futuras puedan reconocerse como hacedoras de la historia y de esta forma combatir el racismo y clasismo que se viven actualmente

Ciudad de México.- En el marco de la entrega de más de 5 mil firmas de mujeres indígenas para descolonizar Paseo de la Reforma, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que la escultura en homenaje a la mujer indígena que sustituirá a la estatua de Cristóbal Colón será definida por el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México (COMAEP), como establece la ley.

“Hemos tomado la decisión de que mejor lo ponemos en manos del Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México que es, finalmente, quien lo tiene que decidir; que está constituido por instituciones de la ciudad, instituciones del Gobierno de México –como el Instituto Nacional de Antropología e Historia–, y también historiadores y ciudadanos; de tal manera que, en los próximos días, semanas, que se reúna el Comité, estará tomando una decisión”, añadió.

La mandataria local señaló que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) será la dependencia encargada de definir el sitio donde se colocará la estatua de Cristóbal Colón, cuyo anuncio lo definirá pronto.
Sheinbaum Pardo explicó que colocar una escultura en homenaje a la mujer indígena es una acción en contra del silencio histórico y una reivindicación a la figura histórica que ha sido más olvidada y violentada, además de que con ello, se combate al racismo y clasismo que se padece actualmente.

“Colocar a una mujer y, en particular, a una mujer indígena en este lugar implica empezar a replantear la mirada histórica; implica empezar a contar la historia desde otro lugar; implica colocarnos frente a nuestro pasado y, por lo tanto, frente a nuestro presente y nuestro futuro, desde la mirada de la mujer –o de las mujeres indígenas– como parte esencial de la historia de este continente; implica, también, que generaciones de mujeres presentes y futuras puedan reconocerse como hacedoras de la historia, ese es nuestro cambio de conciencia”, agregó.

La líder indígena mixteca del estado de Guerrero, Hermelinda Tiburcio Cayetano, resaltó que para las mujeres indígenas el hecho de colocar en la Ciudad de México una estatua en su homenaje significa visibilidad y reconocimiento.

“Significa visibilidad, reconocimiento, representación de todas aquellas mujeres que hicieron frente a estos hechos luchando juntos a hombre, niños, niñas por preservar su cosmovisión, cultura, los saberes, los conocimientos ancestrales, los rituales y la preservación de los alimentos sagrados, como el maíz, la calabaza, el frijol”, dijo.

La activista y miembro del Consejo Asesor de Cultura para la Ciudad de México, Jesusa Rodríguez Ramírez, –y quien como senadora de la República promovió un punto de acuerdo en el que se pidió colocar en la Glorieta de Colón una escultura dedicada a la mujer indígena– resaltó que la entrega de las más de 5 mil mujeres indígenas se traduce en una exigencia para que sean visibilizadas.

“Nadie como ellas ha sido invisibilizada, discriminada; nadie como ustedes –mujeres indígenas– tiene la fuerza, y que alguien me diga que no son ellas las que nos dan los mantenimientos diarios y –como dijo, también, Hermelinda– las que cuidan el agua, los bosques, los árboles y hacen que la naturaleza siga viva. Hemos vivido sobre las mujeres indígenas, debemos ahora venerarlas, respetarlas y, por supuesto, darles el lugar que siempre se les ha quitado”, comentó.

La senadora y presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado, Ana Lilia Rivera Rivera, recordó que la Cámara Alta fue quien aprobó, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, el exhorto para que la Ciudad de México edificara un monumento en representación de todas las mujeres indígenas de México.

“Claro que la estatua de Colón debe prevalecer en algún lugar de la ciudad, pero el lugar que hoy se ha elegido para levantar el Monumento a la Mujer Indígena lo merecemos, porque somos el pilar de esta Patria”, expuso.

En la entrega de firmas estuvieron presentes las representantes de los pueblos indígenas de Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco, así como de las comunidades mazahuas, tzotziles y otomís. Además de la secretaria de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México, Laura Ita Andehui Ruiz Mondragón; la secretaria de Cultura, Vannesa Bohórquez López; la secretaria de las Mujeres Ingrid A. Gómez Saracíbar; la directora de Derechos de las Mujeres Indígenas y Afromexicanas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Violeta Hernández Andrés; la diputada del Congreso de la Ciudad de México, Ana Francis López Bayghen Patiño; y la historiadora y representante del pueblo náhuatl del estado de Guerrero, Laura Angélica Mora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí