Trump llega a Dayton, tras el tiroteo

Residentes de la localidad del estado de Ohio han mostrado su oposición a la visita presidencial


Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump llegó a Dayton, Ohio, primera escala de su recorrido que continuará en El Paso, Texas, en las cuales se reunirá con víctimas de los tiroteos del pasado fin de semana en ambas ciudades estadunidenses.

El mandatario llegó junto con su esposa Melania a la base Wright-Patterson de la Fuerza Aérea, desde donde se dirigió por tierra a Dayton, escenario la madrugada del domingo del tiroteo que dejó en su área central nueve muerto y más de 20 heridos.

Residentes de la localidad del estado de Ohio han mostrado su oposición a la visita presidencial, pues exigen mayor rigor para el control de armas con pancartas que afirman “Podemos terminar con la violencia”.

Antes, en los jardines de la Casa Blanca, Trump reiteró su rechazo a la migración sin documentos y negó que su retórica propicie actos de odio racial.

Previo a la llegada del mandatario el senador demócrata Sherrod Brown dijo que estrechará la mano de Trump y mirándolo a los ojos, le pedirá hacer lo correcto en materia de control de armas, recordó el diario Dispatch en su versión electrónica.

Esta mañana el jefe de la Casa Blanca mencionó que figuras demócratas como el citado Brown, y los también senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, recibían el apoyo de Connor Betts, quien disparó contra las personas reunidas en el centro de la ciudad de Ohio.

Ante la prensa, el mandatario también rechazó que su retórica contra la migración tenga algo que ver con las masacres de este fin de semana. “Mi retórica une a la gente” dijo que agregó que Estados Unidos lo está haciendo “realmente bien”.

Los tiroteos de este fin de semana han revivido la polémica sobre el control de armas en Estados Unidos, así como los cuestionamientos por los discursos del presidente estadunidense contra la migración proveniente de México y países centroamericanos.

El presidente Trump, por su parte, ha señalado que los autores de los tiroteos son personas que sufren de enfermedades mentales y ha llamado la atención sobre el papel de los medios e internet al respecto.

“Dios los estaba mirando”, dice Trump a sobrevivientes

El presidente estadounidense Donald Trump y su esposa Melania se reunieron este miércoles con las víctimas del tiroteo de la madrugada del pasado domingo en Dayton, Ohio, así como las personas que les brindaron su apoyo en los primeros momentos de la masacre.

“Dios los estaba mirando”, dijo a uno de los convalecientes en el Miami Valley Hospital, donde fueron llevados tras el ataque perpetado por Connor Betts, de 24 años de edad que en menos de un minuto mató a nueve personas y dejó heridas a otras 15.

La pareja presidencial también agradeció al personal médico que atendió a los heridos, informó la secretaria de Prensa, Stephanie Graham, ya que los medios permanecieron sin asistir al recorrido por el hospital.

Se trató de una visita de alrededor de una hora y 40 minutos que inició con el arribo del mandatario a la base Wright-Patterson de la Fuerza Aérea hacia las 11:00 horas (15:00 GMT).

Empero, el mandatario evitó acudir al distrito de Oregón, el centro histórico de Dayton, donde ocurrió la masacre la madrugada del domingo pasado.

El alcalde la ciudad, Nan Whaley, dijo a la prensa que fue una buena idea que el mandatario y su esposa no visitaran Oregon, centro de reunión por sus restaurantes y bares, pues muchos de sus residentes se sienten lastimados por la retórica presidencial.

“El presidente y su esposa dijeron a los heridos lo adecuado” al visitarlos, señaló por su parte el senador demócrata Sherrod Brown, quien a último momento cambio su propósito de ausentarse ante la visita del mandatario.

Trump tuvo escasa oportunidad de darse cuenta del estado de ánimo de los habitantes de Dayton, muchos de los cuales expresaron su rechazo a la falta de mayor control en la venta y posesión de armas de fuego.

En Oregón no solo se dieron cita ciudadanos críticos de la retórica presidencial, sino también seguidores que ondearon banderas de “Trump 2020” en referencia a la aspiración reeleccionista del mandatario.

Pasadas las 13:00 horas el jefe de la Casa Blanca y su esposa se dirigieron a la base Wright-Patterson de la Fuerza Aérea, para viajar a El Paso, Texas, donde el anterior sábado el veinteañero Patrick Crusius disparó contra los clientes de un Walmart y mató a 22 personas.

La visita a esa ciudad fronteriza se prevé más áspera que la de Dayton, pues además del control de armas, la comunidad paseña se ha mostrado contraria por el discurso antimigratorio del mandatario.

Con información de Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *