Trabaja SCT con aerolíneas que no ven viable operar en Santa Lucía

La SCT informó que ya están en contacto con las empresas, “han entendido cuál es el proyecto y el programa, están trabajando con nosotros, están de acuerdo en muchas cosas, y el tema del espacio aéreo está resuelto”


México.- El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, informó que ya se está trabajando con aquellas aerolíneas que han manifestado que no ven viable operar en el nuevo aeropuerto de Santa Lucía.

El funcionario señaló que ya están en contacto con las empresas, “han entendido cuál es el proyecto y el programa, están trabajando con nosotros, están de acuerdo en muchas cosas, y el tema del espacio aéreo está resuelto, está resuelto porque estamos haciendo una restructuración del espacio aéreo”.

Enfatizó además que a diferencia del aeropuerto que se construía en Texcoco, el actual gobierno concluirá las obras “útiles” que quedaron inconclusas en el anterior sexenio, como el Tren México-Toluca, que se pondrá en operación en 2023.

Al comparecer ante Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes, y de Infraestructura de la Cámara de Diputados, el funcionario enfatizó además que la dependencia a su cargo no tendrá ningún subejercicio este año.

Detalló que del presupuesto aprobado para 2019, de alrededor de 70 mil 800 millones de pesos, están comprometidoS 59 mil 952 millones, el 85 por ciento y se alcanzará el cien por ciento, “no vamos a tener ningún subejercicio”.

En la comparecencia con motivo del análisis de la Glosa del Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, resaltó que la primera prioridad de la dependencia es la infraestructura carretera, mientras que la segunda es concluir las obras “útiles” en proceso.

Entre ellas, dijo, está el Tren México-Toluca, cuyo presupuesto original era de 32 mil millones de pesos, pero hoy supera los 65 mil millones “y faltan 25 mil millones de pesos más, por lo que costará tres veces lo que se había proyectado originalmente”.

Jiménez Espriú subrayó que el gobierno hará un enorme esfuerzo para tenerlo en operación en 2023, luego de que se tenía previsto en el pasado inaugurarlo a principios de 2018.

Dijo que esto obedeció a una serie de irregularidades, como licitar la obra sin proyecto ejecutivo, comprar 30 trenes en lugar de 14 y contemplar infraestructura para un tren de alta velocidad “cuando no lo es”, además de que no se resolvieron en su totalidad los derechos de vía.

El secretario de Comunicaciones y Transportes informó que esta obra lleva 27 auditorías y se han concluido 15, mientras que la Secretaría de la Función Pública lleva 15 procedimientos de responsabilidad administrativa.

Por otra parte, indicó que se mantienen las obras del Tren Ligero de Guadalajara, que ya lleva un avance de 98.3 por ciento, con una inversión este año de cuatro mil millones de pesos.

En el caso de la Ciudad de México, dijo, prosiguen las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro en el tramo Mixcoac-Observatorio; además de la Línea 9 de Tacubaya a Observatorio y en la Línea A de La Paz a Valle de Chalco, en el Estado de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *