Riesgo de implosión

Por Roberto Cienfuegos J.

Con una crisis de las proporciones que enfrenta México, aun se niegue y aún incluso se sostenga sin ambages que vamos “requetebién”, el país podría estar en curso de una implosión similar a la que puso fin nada menos que a la extinta Unión  Soviética. Veamos.

Sobran las evidencias de que la 4T emprendió por su cuenta y riesgo –no sé si sabiéndolo o no- un proceso de desmantelamiento institucional vía la política de austeridad a rajatabla sin que se tomaran la molestia de instrumentar evaluaciones, diagnósticos y programas sustitutivos. So pretexto o bajo el argumento del combate a todo aquello que oliera o pareciera “neoliberal” se han quebrado desde programas de alivio a la pobreza hasta instituciones como Proméxico o Fonatur, por citar algunas, sin dejar en pie las estancias infantiles, el programa de seguro popular y otros.

Con base en la así llamada Estructura Programática para el Presupuesto de Egresos 2020 de la Secretaría de Hacienda, se eliminan 85 programas emblemáticos de gobiernos pasados y se enlistan 59 considerados prioritarios para la Cuarta Transformación.

De igual forma  se prevé la reducción de un total de 907 programas este año a 881 para el próximo ejercicio fiscal.

Fueron eliminados de esta forma programas como Prospera, Comedores Comunitarios y Atención a Jornaleros Agrícolas, así como el de Zonas Económicas Especiales, ProMéxico, Modernización y Rehabilitación de la Infraestructura Aeroportuaria, y apoyo a las Actividades de Seguridad y Logística para Garantizar la Integridad del Ejecutivo Federal por la supresión del Estado Mayor Presidencial.

Entrarán en vigor otros programas como por ejemplo los vinculados a la Operación de la Guardia Nacional para la prevención, investigación y persecución de delitos; el Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar “Benito Juárez”; Fomento y Promoción para el Desarrollo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, así como Proyectos Ferroviarios para Transporte de Carga y Pasajeros y Proyectos de Transporte Masivo de Pasajeros.

Otros programas como el de Estancias Infantiles cambiarán su denominación y operación por el de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, aunque sin considerar ya la entrega de apoyos a las guarderías.

Una parte crítica de esta reingeniería –por así llamarla- es que se está realizando bajo criterios subjetivos y prácticamente al margen de reglas de operación, lo que abre todo tipo de conductas discrecionales y eventualmente anómalas. Dice el pueblo bueno y noble que en arca abierta hasta el más justo peca.

Esto, aunado a la grave crisis que exhiben la seguridad y economía nacionales complican el escenario del país a grados insospechados y harto peligrosos.

Se añade la evidente tozudez de López Obrador, la misma tozudez que le valió al cabo de muchos años el triunfo presidencial parece que ahora le complica  en grado extremo la responsabilidad del ejercicio del poder.

En pocas palabras, pase lo que pase –Culiacán, Michoacán, Sonora, Ciudad Juárez, por citar- cero cambio de estrategias se ha ratificado desde Palacio Nacional. Igual ocurre en el caso de la economía del país, prácticamente en cero.  

El actor sueco Stellan Skarsgaard recién comentó:
“Cuando tienes una ideología que consideras infalible, ya sea el comunismo, una religión o cualquier otra, debes suprimir cualquier cosa que amenace esa condición, lo que supone empezar a mentir prácticamente de inmediato”. ¿Será? Lo veremos.

ro.cienfuegos@gmail.com

@RobertoCienfue1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *