El presidente consideró que las remesas son una bendición y que estas están ayudando frente a la crisis por la pandemia


Cd de México. – El presidente Andrés Manuel López Obrador comentó este viernes que las remesas enviadas por los migrantes mexicanos al país son mayores a lo que su administración destina a los pobres.

“Las remesas nos ganan incluso a nosotros. Nunca se había destinado tanto dinero para atender a los pobres y de todas maneras, de todas formas, es más el monto de las remesas que lo que nosotros destinados a atender a los pobres”, aseguró en su conferencia matutina.

En total, añadió, el Gobierno federal otorga de manera directa cerca de 600 mil millones de pesos para apoyos, becas y pensiones, pero las remesas son mayores.

“Con relación a las remesas, no se compara (lo destinado en apoyos sociales). La remesa es una bendición porque llega además abajo, a 10 millones de familias que reciben en promedio de 200 a 300 dólares mensuales, en promedio, 350 dólares mensuales. Eso es lo que nos está salvando entre la crisis”, afirmó.

El mandatario federal agregó que fallaron los pronósticos de los organismos internacionales que decían que las remesas caerían debido a la pandemia, “y lo que tenemos que sacar como conclusión es que nuestros paisanos mexicanos, los migrantes, nos están ayudando mucho, mucho, mucho”.

El 1 de octubre, el Banco de México (Banxico) informó que el envío de dinero por parte de los connacionales hacia México aumentó 9.3 por ciento a tasa anual en agosto. Tan solo en el octavo mes del año, se registraron 3 mil 574 millones de dólares enviados por parte de los connacionales.

López Obrador señaló que tiene el dato de remesas hasta finales de septiembre, y que el porcentaje se mantiene en el 10 por ciento de incremento en relación con el año anterior.

El mandatario añadió que se han sumado esfuerzos y voluntades para sacar adelante a México, y como ejemplo puso el reciente acuerdo con el sector privado para proyectos de infraestructura.