Una estampida fue la causa de la tragedia  

Agencias  

Cuarenta y cuatro personas murieron en una estampida durante un evento religioso en el Monte Merón, localizado al norte de Israel, reportaron agencias internacionales. 

Las victimas participaban en la festividad religiosa conocida como Lag B’Omer uno de los eventos anuales más grande de Israel. 

De acuerdo con la información, al menos unos 100 mil judíos recordaban la muerte del rabino Shimon Bar Yochai, un sabio de la Mishnaica del siglo II cuyo libro «El Zohar» es la base del misticismo judío. 

Algunos de los testimonios desgarradores de los rescatistas señalaron que esta es una de las peores tragedias que han experimentado.  

Dov Maisel, voluntario de United Hatzalah, declaró a medios de comunicación que las personas estaban en la cima de la montaña y que cientos fueron empujados por una escalera y ahí se gestó este episodio doloroso pues las personas se aplastaron unas a otras. 

La policía israelí, ya investiga qué fue lo que provocó el siniestro que costó la vida a 44 personas. 

El primer ministro Benjamín Netanyahu, utilizó su cuenta de Twitter para señalar que lo ocurrido es “un gran desastre”. 

Mencionó que oraba por el bienestar de los heridos.  

“Mi fuerza a quienes realizan los esfuerzos de rescate y que operan en el lugar” 

Netanyahu también aseguró que pediría una investigación de los hechos para evitar que se repita un hecho similar. 

En esa región ya es sábado y las familias han comenzado a sepultar a sus muertos. 

El Servicio Nacional de Emergencia Magen David Adom (MDA) indicó que 150 personas resultaron heridas, decenas de ellas en «condición crítica», por lo que se teme que el número de víctimas mortales se incremente.