Las inyecciones en las que trabajan tres farmacéuticas con las que el Gobierno firmó acuerdos esta semana deben de ser aprobadas antes por las autoridades sanitarias del país


Cd de México. – El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este viernes que está dispuesto a vacunarse contra el COVID-19 en su tradicional conferencia de prensa una vez que las primeras inyecciones lleguen a México.

“Sí me vacuno aquí para darle confianza a la gente de que tenemos que protegernos”, dijo.

El mandatario enfatizó que antes, las autoridades sanitarias determinarán los criterios para elegir a los grupos prioritarios en la campaña de vacunación.

Agregó que en otras partes del mundo, se analiza que el personal médico que atiende los casos de COVID-19 reciban primero la inyección, así como los grupos considerados de riesgo.

“Si se toma en cuenta la edad, ahí podría entrar yo, y la vulnerabilidad, si se tiene una enfermedad crónica, también entro ahí porque soy hipertenso”, comentó.

López Obrador subrayó que la vacuna en la que trabaja la empresa china CanSino Biologics podría ser la que llegue en diciembre.

El martes, el Gobierno anunció acuerdos con esa farmacéutica y con Pfizer y AstraZeneca por hasta 146.8 millones de dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus que, sumadas a las inyecciones que llegarán al país mediante el mecanismo COVAX, podrían inmunizar a más de 116 millones d e mexicanos.