La CNDH indicó que emprenderá las acciones que estén a su alcance para que el caso Colosio sea revisado a la luz de las nuevas evidencias


México.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció el inicio de una investigación por actos de tortura en agravio de Mario Aburto Martínez, acusado de asesinar al candidato del PRI a la presidencia en 1994, Luis Donaldo Colosio Murrieta.

En la queja que presentó Mario Aburto Martínez a la CNDH también denunció que se le ha negado el derecho a salud durante su reclusión en el Centro Federal de Readaptación Social No.12 CPS en Guanajuato.

“La persona agraviada, quien ratificó lo anterior y expresó, de viva voz, que además es víctima de discriminación, pues se le obstaculiza el acceso y ejercicio de todos sus derechos por la causa que originó la privación de su libertad”, señaló la dependencia en un comunicado.

La CNDH informó que personal del organismo acudió al centro penitenciario para ratificar la queja e indicaron que Aburto “se encuentra muy débil y deteriorado en su estado de salud”.

Familiares del prisionero ya habían presentado una queja donde denunciaron que Aburto era víctima de “presuntos actos violatorios de sus derechos humanos, en lo sustancial que no se le brinda atención médica, ni la alimentación que requiere con motivo de los padecimientos crónicos que presenta”.

“Se emprenderán acciones que en ejercicio de sus funciones constitucionales le sea menester realizar, a efecto de que el llamado Caso Colosio sea revisado a la luz de las nuevas evidencias y declaraciones que el peticionario aporte”, sostuvo la CNDH

¿Qué sucedió el 23 de marzo de 1994?

La tarde del 23 de marzo de hace 25 años, quien fuera candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue ultimado luego de concluir un mitin en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, Baja California.

Tanto el gobierno de Carlos Salinas de Gortari como el de su sucesor, Ernesto Zedillo Ponce de León, sostuvieron la hipótesis de que el 23 de marzo de 1994, Luis Donaldo Colosio llegó a un mitin en la ciudad de Tijuana, en la colonia Lomas Taurinas.

Poco antes de las cinco de la tarde empezó el evento político donde fue recibido por cientos de colonos.

A las 5:12 de la tarde, la bala de un revólver Taurus calibre .38 perforó la cabeza del candidato. Unos segundos después otra bala entró por el estómago, posteriormente el priista fue traslado a un hospital, pero ya había fallecido.

Mario Aburto Martínez fue acusado de homicidio, el hombre fue el presunto responsable de jalar el gatillo que asesinó al candidato del PRI.

Autoridades señalaron que Aburto, quien en ese momento trabajaba en una maquiladora, había logrado evadir al Estado Mayor Presidencial.

Cuando se le arrestó confesó que lo hizo “porque de acuerdo a sus ideas personales quería evitar hechos que pudieran pasar semejantes a los que ocurrieron en Chiapas”.