“Primero muerto que traicionar al pueblo”: López Obrador

“No me dejen solo, porque sin ustedes no valgo nada, o casi nada. Yo no me pertenezco, yo soy de ustedes, del pueblo de México”, pidió el presidente de México.


Por Arturo G. Lazcano

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, da su primer discurso masivo con este cargo, desde la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, con bastón de mando en mano.

“Estamos recibiendo un país en quiebra, sobre todo en el sector energético”, dijo luego de recibir una bendición y el símbolo del liderazgo indígena mexicano.

El presidente de los Estados Unidos Mexicanos, detalló en su discurso del día de hoy, un listado con 100 puntos de austeridad, muchos de los cuales ya había expresado durante su última campaña presidencial.

Dijo que los delitos relacionados con corrupción ya serán considerados como delitos graves.

“Luego de recibir el bastón de mando de los pueblos originarios de nuestra gran nación, reafirmo el compromiso de no mentir, no robar, y no traicionar al pueblo de México”, enfatizó ante miles de mexicanos que lo aplaudían emocionados.

Recordó su primera locución del día, en el Congreso de la Unión, y su repudio a los vicios del viejo régimen. Asimismo, reafirmó su idea de iniciar una cuarta transformación en la nación.

“Ahora quiero expresar lo que ya hemos hecho y estamos por iniciar. Lo que bien podríamos llamar ‘una modernidad’ forjada desde abajo y para todos”,declaró.

 

“Después de la purificación a la investidura presidencial por los pueblos indígenas de México, diría para resumir en una frase lo que buscamos, lo que anhelamos: la purificación de la vida pública de México”, agregó.

Continuó reafirmando compromisos que ya había expresado e inició con prometer atención especial a los pueblos indígenas.

“Es una ignominia, una vergüenza, que nuestros pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo la opresión y el racismo con la pobreza y la marginación a cuestas”, expresó.

“Por eso, todos los programas del gobierno tendrán como población preferente a los pueblos indígenas de las diversas culturas del país. Se atenderá a todos los mexicanos sin importar creencias, clases, organizaciones, sexo, partidos, sectores económicos o culturales, pero se aplicará el principio de que por el bien de todos, primero los pobres”, sentenció.

El tabasqueño aseguró que el nuevo gobierno no solo se promoverá el bienestar material, sino también el bienestar del alma, por lo que se creará una Constitución Moral que fortalezca valores nacionales, culturales y espirituales.

En ese sentido indicó que “nunca jamás vamos a afectar las costumbres, tradiciones y creencias, nunca vamos a ir en contra de las ideas libertarias de los ciudadanos, estamos por el dialogo, la tolerancia, la diversidad y el respeto a los derechos humanos”.

Por ello, ante los miles de ciudadanos reunidos en el Zócalo capitalino, refirió que se convocará a profesionales, psicólogos, religiosos, filósofos y ciudadanos en general, para celebrar un congreso donde se elabore la citada Constitución Moral.

Andrés Manuel López Obrador invitó a la población a contribuir para convertir en realidad los compromisos asumidos y dio a conocer que acudirá personalmente a entregar al Congreso su informe de gobierno y, además, en un acto anual en la Plaza de la Constitución, repasar los compromisos uno a uno para saber si se han cumplido o si siguen pendientes.

Al concluir su discurso el Ejecutivo federal llamó a dialogar en plazas públicas y en los hogares sobre los avances del gobierno, a fin de que haya transparencia y se acaben la corrupción y la impunidad.

Es preciso, enfatizó, analizar en los hogares si mejora la situación del pueblo y tomar entre todos los acuerdos que más convengan a la nación, pues la idea es que no se pierda la comunicación directa con el pueblo.

“Necesito del pueblo, conozco la historia, cuando gobernantes revolucionarios se desprenden, cometen el error de separarse del pueblo, no les va bien”, aseveró el mandatario.

Por último, López Obrador, pidió que “no me dejen solo, porque sin ustedes no valgo nada, o casi nada. Yo no me pertenezco, yo soy de ustedes, del pueblo de México”, y  aseguró que “primero muerto que traicionarles”.

Llamó a actuar con optimismo y alegría “porque tenemos la dicha de vivir tiempos interesantes. Estamos en un momento estelar en la historia porque entre todos empezamos a construir la justicia y la felicidad que el pueblo merece y una nueva vida para esta gran nación”, concluyó diciendo “entre todos comenzamos a construir una nueva vida”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *