Prevé Agricultura una producción de maíz de 28.9 millones de toneladas en 2022

Al cierre del año agrícola se espera un volumen de 509 mil 393 toneladas de producción de granos básicos, oleaginosas y forrajes

Ciudad de México, 04 de julio de 2022. – Durante la Reunión de Seguimiento al Plan Contra la Inflación y la Carestía (Pacic) la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural destacó que la producción de granos básicos, oleaginosas y forrajes se ha incrementado; y al finalizar 2022, se prevé un volumen de 39 millones 509 mil 393 toneladas, es decir, dos millones 402 mil 952 toneladas más respecto al 2021.

La producción de maíz se estima sea de 28.9 millones de toneladas para el cierre ciclo agrícola 2022, cifra superior a las 27 millones 503 mil toneladas alcanzadas el ciclo agrícola 2021.

En el encuentro con productores y representantes de los sistemas Producto Maíz, Frijol, Trigo, Arroz, Sorgo y Oleaginosas, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, reconoció la suma de capacidades del sector primario para ser más productivo y ampliar la oferta de mejores alimentos, inocuos y nutritivos.

“El presidente Andrés Manuel López Obrador envía un mensaje de reconocimiento a su trabajo, a su esfuerzo y acompañamiento en momentos críticos, porque el campo no se detiene”, refirió.

Detalló que en el caso del trigo la tendencia es positiva y se prevé alcanzar tres millones 300 mil toneladas, 356 mil 555 toneladas más en comparación a los dos millones 943 mil 445 registradas en 2018, y en sorgo se estima una producción de cinco millones 104 mil 449 toneladas, contra los cuatro millones 370 mil 064 del año previo.

Respecto a frijol se espera un millón 374 mil 998 toneladas, lo que está por arriba del millón 288 mil 806 toneladas del ciclo agrícola 2021, un aumento que como país nos ubica en el rango de autosuficiencia alimentaria en este grano, subrayó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural.

Afirmó que, en el contexto nacional y mundial, “contamos con la fuerza y compromiso mostrado por los productores en el crecimiento del campo mexicano, lo que permite garantizar la seguridad alimentaria, en beneficio de todos los mexicanos”, señaló.

Expresó su beneplácito por lo avanzado para contrarrestar las vicisitudes del exterior. Dijo que, con el esfuerzo de todos los productores, se espera que el 2022 sea un buen año agrícola, gracias a las políticas de rescate al campo implementadas por el Gobierno de México, privilegiando a las poblaciones más vulnerables.

Trabajamos para crear condiciones de igualdad en el sector agroalimentario para contribuir al desarrollo territorial rural, mientras abonamos a la paz de México y del mundo, expuso.

El encargado de la Coordinación General de Agricultura, Santiago Argüello Campos, señaló que la operación de los programas prioritarios: Producción para el Bienestar, Fertilizantes y Precios de Garantía, principalmente, se ha logrado aumentar el volumen de granos básicos, forrajes (sorgo) y oleaginosas.

Agregó que no obstante las condiciones climáticas, hay claridad y rumbo institucional para mejorar la productividad y avanzar en las metas de autosuficiencia alimentaria de granos básicos como prioridad, pero también en los demás grupos de cultivos como frutas, hortalizas, oleaginosas, forrajes perennes, flores y ornamentales.

Resaltó que acciones como la reconversión a forrajes y oleaginosas en zonas áridas y semiáridas, la Estrategia Nacional de Suelos para la Agricultura Sustentable (ENASAS), el fomento de especies nativas (maíces criollos, amaranto, nopal, etc.), los encadenamientos productivos y el comercio directo para los productores traerá como resultado el fortalecimiento de las cadenas de valor.