Mientras que Wall Street apuntó su mayor descenso desde junio, y en América Latina el mayor descalabro se observó en las plazas accionarias de Argentina y Brasil


Por Ernesto Madrid

México.- Las medidas de confinamiento en Europa provocaron que los principales mercados accionarios a nivel global reportaran éste miércoles con fuertes pérdidas ante la segunda ola de Covid-19 provocado por nuevas restricciones a la movilidad lo que causo alarma entre los inversionistas ante las consecuencias que tendrá un impacto en la actividad económica y en los principales mercados de capitales.

En Europa, los índices apuntaron su mayor caída en cinco meses, con bajas hasta de 4 por ciento, el DAX Alemán acumulaba una caída de 8.58% desde el viernes pasado mientras que el FTSE MIB de Italia cae 7.2%, el CAC 40 de Francia 6.90%, el IBEX 35 de España -6.08% y FTSE 100 de Londres se hundió 4.73%. En México el S&P/BMV IPC retrocedió 3.39%.

Mientras que Wall Street apuntó su mayor descenso desde junio, y en América Latina el mayor descalabro se observó en las plazas accionarias de Argentina y Brasil.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 3.43 por ciento, a los 26 mil 520 puntos; el índice S&P 500 perdió 3.53 por ciento, a las 3 mil 271 unidades; y el Nasdaq de las nuevas tecnologías bajó 3.73 ciento, a los 11 mil 5 puntos.

“Las medidas de distanciamiento social implementadas hasta el momento han sido insuficientes para contener el incremento de contagios y hospitalizaciones en Europa. Para hacer frente a ello, Francia tiene pensado regresar al confinamiento nacional a lo largo de un mes. Alemania, Bélgica y el Reino Unido analizan esta posibilidad”, mencionaron analistas de Actinver.

La canciller alemana, Angela Merkel, presionará por medidas más estrictas, incluido el cierre de bares y restaurantes hasta finales de noviembre. En tanto, el presidente francés, Emmanuel Macron, señaló que regresarán a los confinamientos.

Ante elecciones el miedo escala 46% en 3 días

En tanto, en los Estados Unidos, el índice VIX (Chicago Board Option Exchange Market Volatility Index) que se relaciona a la volatilidad del mayor ídice el S&P 500 escaló 46.21% entre el 23 y el 28 de octubre, de 27.55 a 40.28 puntos ante los nuevos rebrotes de Covid-19 en Europa, en la cercanía de las elecciones en Estados Unidos y la temporada de reportes según datos de Refinity.

En este contexto el presidente Donald Trump reconoció que los casos están aumentando en “ciertas áreas” del oeste, al igual que las hospitalizaciones en algunos estados.

Las esperanzas de un nuevo estímulo fiscal se desvanecen después de que miembros del Senado salieron de vacaciones tras la confirmación de Amy Coney Barrett a la Suprema Corte, mientras que el mandatario estadounidense sugirió que tendría que pasar la elección para que esto se materialice.

Los especialistas de Actinver añadieron que, dicho comportamiento de los mercados refleja la búsqueda de protección a nivel global en activos dolarizados y de deuda gubernamental.

La esperanza se reorienta

Este jueves las acciones europeas y los mercados de materias primas luchan por estabilizarse, después de que la vuelta a los confinamientos en algunas de las mayores economías de la región provocó la liquidación más brutal a nivel global en meses.

Las esperanzas de que el Banco Central Europeo indicarán más tarde que tiene más apoyo que ofrecer y un repunte del 0,5-1% en los futuros de Wall Street frenaban un desplome que borró casi el 5% del valor de las acciones europeas el miércoles, aunque la jornada sigue agitada.

Por ejemplo el índice paneuropeo STOXX 600 avanzaba un magro 0,1% y, aunque el DAX Alemán ganaba un 0,5%, se encaminaba con firmeza a un declive semanal del 8%, que será el mayor desde el pánico inicial por el COVID en marzo.

La preocupación golpeaba también a las materias primas, con fuertes caídas por encima del 3% en el precio del crudo a las 1020 GMT, llevando al barril de Brent a su peor nivel desde junio, por debajo de los 38 dólares.

En este sentido, Nikesh Patel, de Kempen Capital Management dijo que “lo que ha cambiado en los últimos días son las significativas alzas del virus en Europa y Estados Unidos, sobre todo este último”, como resultado, “el mercado ha alcanzado un consenso sobre el escenario en forma de W para la economía”, más que una estabilización de las economías en general.