El colectivo Kanan ganó un amparo por omisiones detectadas en la aprobación de su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA)


Mérida.- Un nuevo golpe a la construcción del Tren Maya se ha concretado, luego de que el Juzgado Tercero de Distrito, con sede en Yucatán, concedió la suspensión definitiva del proyecto y pidió a las autoridades abstenerse de realizar obras nuevas en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal.

Con esta suspensión, el colectivo Kanan ganó un amparo por omisiones detectadas en la aprobación de su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

Kanan Derechos Humanos señaló que “esta suspensión definitiva es importante, con ello podrán exigir el derecho a la información pública y obtener una sentencia favorable que se pueda materializar”.

El colectivo consideró importante que se detenga el proyecto para evitar daños irreparables a los derechos de todas las personas, específicamente a la participación pública, transparencia activa y medio ambiente sano.

Subrayó que ahora falta que las autoridades respondan la demanda y se dicte una sentencia que, espera, sea favorable a su demanda en los próximos meses.