Joe Biden alerta del `problema global´

Los campos ucranianos, considerados «el granero del continente Europeo», continúa a medida que tanto el trabajo, con el miedo de que la interrupción en la cadena de suministros acabe derivando en un desastre para todos

 

24 de mayo de 2022.- Con los cargueros de grano bloqueados por las fuerzas rusas en el Océano Negro, el peligro de una crisis alimentaria mundial va siendo más inminente mientras pasan los días.

El mandatario estadounidense Joe Biden recordaba a lo largo de la Cumbre de Dirigentes de la Cuadrilateral celebrada en Tokio, que lo que está pasando en Ucrania no es ya un tema europeo sino, a todas luces, es un problema mundial.

«La crisis alimentaria mundial se agrava ya que Rusia bloquea a Ucrania la exportación de sus millones de toneladas de grano», insistía Biden, al mismo tiempo que agregaba que «a medida que Rusia continúe la guerra, USA trabajará con sus aliados para contribuir a liderar una contestación universal, pues estamos frente a algo que influir a cada una de las piezas de todo el mundo».

A partir de Bruselas, la presidenta de la Comisión Europea Úrsula Von der Leyen acusaba al líder Vladímir Putin de estar utilizando «el hambre y el grano» como arma de guerra.

Los campos ucranianos, considerados «el granero del continente Europeo», continúa a medida que tanto el trabajo, con el miedo de que la interrupción en la cadena de suministros acabe derivando en un desastre para todos.

«Aún quedan 25 millones de toneladas de grano y semillas oleaginosas aquí en Ucrania», informaba el campesino neerlandés Kees Huizinga. La exclusiva elección para sacar el grano de Ucrania es por medio de los puertos del Océano Negro.

La mencionada interrupción de dichos alimentos básicos ocasionaría escasez no solo en el continente Europeo, sino además en África, Oriente Medio o Asia, llevando a varios de sus territorios al limite según alertan los profesionales.