El premio les fue otorgado por mejorar la teoría de las subastas e inventar nuevos formatos


Estocolmo.- El Premio Nobel de Economía fue atribuido hoy a los estadunidenses Paul Milgrom y Robert Wilson, dos expertos en subastas “perfectas” cuyo trabajo innovador fue utilizado en particular para la asignación de frecuencias de telecomunicaciones.

El jurado de la Academia Sueca de Ciencias señaló que el premio les fue otorgado por mejorar la teoría de las subastas e inventar nuevos formatos, en beneficio de los vendedores, compradores y contribuyentes de todo el mundo.

“Milgrom y Wilson, que estaban entre los favoritos para el premio de este año, crearon un concepto que se utiliza para la venta de licencias de frecuencias de telecomunicaciones en Estados Unidos”, aseguró.

El jurado destacó que trabajaron tanto en la teoría como en la práctica.

“El trabajo de los dos economistas, ambos profesores de Stanford, también se ha aplicado a los mecanismos de asignación de las franjas horarias de los aeropuertos“, dijo.

Robert Wilson, de 83 años, demostró, entre otras cosas, que los participantes racionales en una subasta tienden a hacer una oferta inferior a la situación óptima por miedo a pagar en exceso.

“Nunca participé en una subasta. Mi esposa me señaló que compramos unas botas de esquí en eBay, supongo que fue una subasta”, enfatizó.

Paul Milgrom, de 72 años, formuló una teoría más general sobre las subastas que muestra que ésta “genera precios más altos cuando los compradores obtienen información sobre los valores estimados de unos y otros durante la subasta”.

Dato Énfasis

En 2019, el premio se concedió a un trío de investigadores especializados en la lucha contra la pobreza, los estadunidenses Abhijit Banerjee y Michael Kremer y la franco-estadunidense Esther Duflo, la segunda mujer distinguida en la disciplina y la ganadora más joven en la historia del premio.