Este contrato se suspendió tras la protesta de Jeff Bezos, dueño de Blue Origin, la empresa aeroespacial de Amazon.

Hace unos días, se había dado a conocer que la NASA trabajaría con SpaceX, la compañía espacial de Elon Musk.

Sin embargo, la NASA suspendió este contrato luego de que Jeff Bezos a través de Blue Origin y Dynetics, interpusieran una protesta formal ya que ellos buscaban también obtener este contrato.

“La Nasa instruyó a SpaceX que el progreso en el contrato HLS (Sistema de Aterrizaje Humano) se ha suspendido», señaló Monica Witt, portavoz de la NASA.

Se “reduce significativamente la base de suministros y no solo retrasa, sino que pone en peligro, el regreso de EU a la Luna», indicó Blue Origin tras haber interpuesto la protesta formal.