Tras los disturbios en el congreso de enero 2021, aumentan amenazas contra legisladores estadounidenses y presión sobre cuerpos de seguridad del Capitolio

Con respecto a los primeros 4 meses de 2020, el número de amenazas dirigidas a legisladores del Congreso y la Cámara de representantes aumentó en un 107%, poco más del doble. Ello, según informó un reporte de contraespionaje preparado por la Oficina del Inspector General (OIG) de la Policía del Capitolio de Estados Unidos (USCP).

En un comunicado publicado en el sitio oficial de la Policía del Capitolio, afirmó este departamento: «Considerando el ambiente único de amenaza en el que vivimos, confiamos en que el número de casos continuará incrementando». Con esto en mente solicitó a los legisladores aprobar recursos para la creación de una unidad única de detección de amenazas y contraespionaje, con empleados, equipo y vehículos.

Según detalla el reporte de la OIG, es necesario que esta nueva unidad tenga una escala similar al del Servicio Secreto de los Estados Unidos (USSS), dedicado a proteger al presidente. Argumentan, mientras que el USSS cuenta con 100 agentes para el manejo de 8 mil casos al año, la USCP cuenta con poco más de 30 para gestionar 9 mil.

La alerta y las recomendaciones emitidas por este reporte derivan de un creciente situación de inseguridad y polarización política durante la antesala y tras la elección de Joe Biden. Esta llegó a su punto más alto en los disturbios ocurridos en el Capitolio durante su ratificación el pasado 6 de enero de 2021, en el que murieron 5 personas. A este hecho se aunó el ataque ocurrido el 2 de abril de 2021, en el que un conductor embistió una barricada al norte del Capitolio, matando a un oficial de la USCP.

De acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense, hay un total de 800 individuos sospechosos de participar en el ataque al Capitolio de enero 2021. Si bien más de 400 personas actualmente enfrentan cargos criminales, congresistas demandan mayor seguridad contra amenazas políticamente motivadas. A su vez, el cuerpo de seguridad del recinto legislativo pugna por una mayor asignación presupuestaria.

Notipress