El presidente reconoció los actos genocidas cometidos por autoridades nacionales 

La tarde de este lunes, el presidente López Obrador pidió perdón por los daños causados en contra del pueblo maya durante la Guerra de Castas en el siglo XIX, en Yucatán.

“Ofrecemos las más sinceras disculpas al pueblo maya por los terribles abusos que cometieron particulares y autoridades nacionales y extranjeras durante los 3 siglos de dominación colonial y en 2 siglos del México independiente”, señaló.

Indicó que esta petición de perdón pretende hacer justicia y no olvidar a los pobladores del México Profundo.

“Los mayas han sido los peor tratados, las víctimas de la mayor crueldad, resistieron al exterminio no sólo durante la invasión española, sino también en la época del México independiente y con mayor brutalidad durante el Porfiriato”, agregó.

Por su parte, Olga Sánchez Cordero indicó las razones de la narrativa gubernamental para reivindicar el pasado indígena, para alcanzar la reconciliación histórica.

“En la Guerra de Castas el poder se ensañó contra los indígenas, siendo excluidos de sus derechos y autodeterminación. Que sea esta una oportunidad para la reconciliación nacional”.

«Por eso la importancia del perdón; por eso a partir de ahora habrá un cambio que habrá de reflejarse en una relación de respeto del pueblo Maya. Pedir perdón, es un acto necesario para mirar al futuro. Si trabajamos en la humildad, podemos alcanzar la paz. El día de hoy soy portavoz de un reconocimiento al pueblo maya”, agregó.

En lengua maya, dio un mensaje también:

“Por todo ello perdonémonos. El día de hoy pedimos perdón, por los agravios y la discriminación de que son víctimas en el presente. Uno de los productos del perdón es la paz», reiteró.

En el acto que se celebró en el Museo de la Guerra de Castas en esta población, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo entrega de la proclama de La Voz Parlante.