Karina, de 23 años, fue hallada asesinada y abusada sexualmente en Hermosillo, Sonora, tras abordar un Uber; familiares exigen justicia


Sonora.- Karina Badilla Castro, de 23 años de edad, fue hallada asesinada y abusada sexualmente el pasado domingo en Hermosillo, Sonora, tras abordar un vehículo de la plataforma de transporte privado Uber.

La joven -madre de dos niños de 3 y 6 años de edad- fue encontrada desnuda y con golpes en la cabeza en una brecha que conecta las colonias Quinta Esmeralda y Villas del Sur, al sur de la capital sonorense.

Karina salió el sábado por la noche a una fiesta en la Colonia San Luis. A las 5:30 horas del domingo pidió un Uber para regresar a su casa en el norte de la ciudad, pero ya no llegó. Su última conexión en Whatsapp fue a las 6:00 de la mañana.

Su cuerpo fue encontrado desnudo en un basurero clandestino de la capital de Sonora.

Su cuerpo fue localizado la tarde de ese domingo, pero su mamá Valeria la identificó en el Servicio Médico Forense hasta el lunes.

Con dolor y coraje, Valeria enfrenta el asesinato de su hija quien exige justicia, como madre de la joven de 23 años y abuela de sus dos niños, de seis y tres años, que quedaron huérfanos.

“Exijo justicia para mi hija, que detengan al culpable, que lo hagan pagar, que me lo pongan enfrente cuando lo encuentren. Quiero verle la cara al perro ese, que no quede impune esto. Si no lo atrapan puede seguir haciéndole daño a otra muchachita, como se lo hizo a mi hija”, dijo a El Universal.

Valeria recuerda las horas inciertas en las que la buscó por todas partes, con las amigas y en hospitales. Quiso reportarla como desaparecida, pero le dieron un plazo de 72 horas.

Los familiares han elevado la voz a través de la cuenta de Facebook Justicia Karina, en la que se narra el asesinato con brutal ferocidad que se perpetró contra la joven que fue desfigurada de su rostro, golpeada en la cabeza, violada y ahorcada.

De acuerdo con las autoridades, la causa de la muerte de Karina fue asfixia por sofocamiento.

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) informó que elementos de Seguridad Pública Municipal y personal de Servicios Periciales y Medicina Legal de la FGJE trabajan en el caso.

Por su parte la plataforma digital de transporte afirmó que colabora con la Fiscalía General de Justicia del Estado por el asesinato de la joven.

Sin embargo, afirmó que, tras una investigación, no hay registro de un viaje realizado a través de la aplicación que corresponda estos datos.

“Manifestamos nuestro profundo rechazo a este hecho violento y ofrecemos nuestras sinceras condolencias a los familiares de Karina”, expuso en un comunicado.

El asesinato de Karina no fue el único feminicidio registrado esa madrugada en Sonora, pues en el Municipio de Altar, la joven Anahí -de 19 años de edad y con 36 semanas de embarazo- fue asesinada con disparos de arma de fuego.

Según la Fiscalía General de Justicia del Estado, la bebé también perdió la vida. La pareja sentimental de Anahí, Román Francisco, alias “El Lobo”, de 31 años edad, fue detenido como probable responsable.

Mientras que en la noche de ese mismo domingo, Karolina Ayala, de 20 años, fue encontrada asesinada a tiros en la Colonia Municipio Libre, en Ciudad Obregón, Municipio de Cajeme.

Información de Agencias