La mujer sufrió un accidente donde se vieron involucradas varias unidades a pesar de ser parte del percance, ella atendió a quienes se sentían mal y luego fue sometida con uso de la fuerza por la policía local y llevada a la barandilla y ahí murió.

Pachuca, Hgo.- Una joven médica de profesión que atendió la emergencia de Covid-19 en su momento más álgido y que estuvo en el hospital de atención inmediata de Actopan, murió anoche en la galera municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo.

De acuerdo con la información, la profesional de la salud identificada como Betty se vio involucrada en un accidente automovilístico y a pesar de que ella misma estaba mal, ayudó a los heridos.

Minutos después fue sometida con lujo de violencia por los policías municipales de progreso y se la llevaron a la barandilla, sin seguir ningún protocolo, ni hacerle la revisión de salud debido al accidente automovilístico en el que participaron 4 vehículos cerca de la estación de la Cruz Roja.

La doctora Betty viajaba en un Seat Ibiza, color gris con placas de circulación HHM-440B, con domicilio en la Delegación Gustavo A. Madero de la Ciudad de México y por ser la presunta responsable del accidente fue detenida y remitida a la barandilla.

Betty aún pudo hablar con sus familiares a quienes dijo que se sentía mal y pidió que la sacaran cuanto antes, cuando llegaron, la encontraron tirada y ya le daban atención médica y aunque fue trasladada a un hospital, ella murió.

Testigos denunciaron que los policías municipales se retiraron a comer y no siguieron ningún tipo de protocolo ni de atención medica inmediata para la joven mujer por lo que murió  en la celda.

Tras los hechos tanto la directora de la policía municipal como el resto de las autoridades han negado información a la policía estatal y ya iniciaron las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Familiares y sus colegas médicos exigen que se esclarezca los hechos y las circunstancias bajo las cuales la doctora perdió la vida.