Es la cuarta universidad con más observaciones

Pachuca.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó posibles irregularidades en las arcas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) por el orden de 482.8 millones de pesos.

La máxima casa de estudios de la entidad se encuentra entre las cuatro instituciones de educación superior, auditadas, con el mayor monto observado en su cuenta pública 2019.

De los 9 mil 887 millones de pesos observados a nivel nacional, las universidades con el mayor monto observado son las de Guadalajara, Durango, Tabasco e Hidalgo con 6 mil 147 millones, mil 126, 696.4 y 482.8 millones de pesos, respectivamente.

Las cuales, en conjunto, representan 85.5 por ciento del monto total observado, por lo que es fundamental que las universidades de esas entidades establezcan medidas que fortalezcan el control de la gestión de los recursos, revela la ASF.

El informe del resultado de la fiscalización superior de la cuenta pública 2019 da cuenta de 36 auditorías, de las cuales 35 corresponden a universidades y una a la Secretaría de Educación Pública como ente coordinador.

El universo seleccionado en las 35 universidades para el ejercicio fiscal 2019 fue de 61 mil 742 millones. De dicho universo, se revisó una muestra de 53 mil 25.8 millones, que representó el 85.9 por ciento.

Como resultado de las auditorías, se determinó un monto observado inicial de 13 mil 381.9 mdp, de los cuales, a raíz de la intervención de la ASF, se aclararon 3 mil 494.1 millones.

De la diferencia por 9 mil 887.8 mdp, se reintegraron 10.3 millones en el transcurso de las auditorías y 9 mil 877.5 millones están pendientes de aclarar, explica la ASF en su informe dado a conocer el sábado a la Cámara de Diputados.

El programa “Subsidios para Organismos Descentralizados Estatales (U006)” busca contribuir al mantenimiento y ampliación de la cobertura de los servicios proporcionados por los Organismos Descentralizados Estatales (ODE), mediante la asignación de subsidios federales para cubrir sus necesidades de gasto corriente, pago de nóminas de personal docente y administrativo, y, en menor proporción, de gastos de operación.

La ASF detectó pagos excedente en sueldos, prestaciones o estímulos a los autorizados o que no son financiables con el programa por 762.2 millones de pesos, en las universidades de Baja California Sur, Carmen Campeche, Ciudad Juarez Chihuahua, Durango, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Yucatán y Zacatecas, que representa 7.7 por ciento del monto total observado.