El cantante mexicano está siendo asesorado por uno de los abogados de Alejandra Guzmán.

Enrique Guzmán demandará a Frida Sofía por difamación en Estados Unidos, luego de que asegurara haber sido tocada de manera indebida por él cuando era apenas una niña de cinco años.

Según comentó, él está consciente de su inocencia, por lo que llegará hasta las últimas instancias para demostrarlo y que esta decisión es apoyada en su totalidad por Alejandra Guzmán.

El cantante asegura que en ningún momento ha tocado indebidamente a Frida Sofía y desconoce las razones por las que esté siendo acusado de esa manera, pues él «no es un degenerado». Adelantó que sería la última vez que hablaría del tema con los medios de comunicación ya que el abogado le ha pedido guardar silencio para no afectar el caso.

A pesar de la controversia, Frida Sofía no ha querido todavía platicar con su madre, Alejandra Guzmán, quien se encuentra luchando con su alcoholismo pero siempre con el temor de que las presiones actuales la obliguen a recaer.