La supuesta ex esposa del ‘Chicharito’ celebró los primeros ocho meses de vida de Nala, la segunda hija que tuvo con el futbolista mexicano

La modelo australiana Sarah Kohan, la ahora supuesta ex esposa de Javier “Chicharito” Hernández celebró los primeros ocho meses de vida de Nala, la segunda hija que tuvo con el futbolista mexicano.

Para festejarlo, Sarah compartió con sus seguidores fotos de todas las celebraciones que ha hecho a su hija, para conmemorar sus primeros meses de vida.

“Han habido muchas solicitudes para que esta sesión de fotos regresara… ya las había tomado, solo que no publiqué en redes sociales durante los últimos dos meses ¡Felices ocho meses, mi mujer hermosa”, escribió Sarah Kohan junto a las imágenes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sarah Kohan (@sarahkohan)

De esta publicación, lo que llamó la atención de muchos de sus followers, por supuesto, fue la ausencia del propio Chicharito, de quien estaría separada desde hace meses.

De hecho, uno de sus seguidores no se contuvo y escribió: “Su padre debería estar en las fotos. Respetuosamente pienso que cuando Noah crezca va a disfrutar de las fotos de cada vez con su mamá y su papá. Si una pareja no puede ser pareja, entonces hay que formar un gran equipo y una buena familia para los niños. ¡Están hermosos”.

Y esta vez, Sarah Kohan dio una respuesta muy fuerte y contundente, con la que dio a entender que “Chicharito” no ha mostrado interés por estar con su familia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sarah Kohan (@sarahkohan)

“Respetuosamente, por favor entienda que usted no puede hacer que alguien haga algo que no quiere hacer”, dijo, dejando claro que no puede obligar a su ex esposo a que esté con sus hijos.

Hasta el momento, solamente hay rumores de que Javier ‘Chicharito’ Hernández solicitó el divorcio a la australiana Sarah Kohan, pero hasta el momento no se ha confirmado que la pareja ya finiquitó su matrimonio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sarah Kohan (@sarahkohan)