¡Entérate!

Que durante el debate el candidato Julio Menchaca tiró al piso sus notas en un acto de autosuficiencia y presunción de conocimiento, lo que evidenció a decir de algunos, que no podía leer de manera correcta sus notas pues sufre de debilidad visual.
Así que se arriesgó a trabajar sin apoyo, lo que resultó contraproducente.

Que este segundo debate organizado por el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH) con sede en Huejutla, no fue bueno para más de un candidato.
Resulta que Francisco Xavier de Movimiento Ciudadano (MC), estuvo mejor posicionado en sus intervenciones pese a que sufrió una baja de presión arterial, incluso tuvo un leve mareo.
Por fortuna se recuperó a lo largo del ejercicio ciudadano y continuó en el debate.

Que quien volvió a provocar sorpresa y luego risas que destensaron el momento, fue el candidato del PVEM José Luis Lima Morales, cuando sacó un vaso con agua sucia y dijo que esa agua representaba a sus tres adversarios quienes voltearon a verlo, pero luego rieron cuando dijo que del otro lado tenía “agua de lima”, que representaba su esencia: “limpia, transparente y fresca”.


Que tras el debate, los candidatos punteros se fueron a la plaza principal de Huejutla a festejar y fue evidente que la aspirante de la coalición “Va por Hidalgo” del PAN, PRI y PRD, Carolina Viggiano Austria, tuvo una mayor presencia de simpatizantes que su oponente y aunque él lanzó artificios pirotécnicos, Carolina agradecía el gesto y señaló.
“Miren hasta nos lanzan cohetes porque saben que vamos a ganar”.


Que la presencia post debate de los candidatos está directamente relacionada con la importancia política de la zona, al ser considerada como fundamental en la conquista de la gubernatura.

Por ello los recorridos en esta región serán permanentes para que en estos últimos días puedan asegurar el triunfo.