Continúa crisis política en Ecuador

Las manifestaciones aumentaron al punto que llevaron al presidente de Ecuador a decretar estado de excepción y a cambiar la sede de poderes de Quito a Guayaquil


Bruselas.- El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, acusó hoy al mandatario Lenín Moreno de “ser el golpista”, de haber “roto la Constitución“, y consideró que para superar la grave crisis social y política que atraviesa el país sudamericano es necesaria una salida constitucional y anticipar elecciones.

Las declaraciones de Correa se dan luego que Moreno acusó al exmandatario ecuatoriano y al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; de estar detrás de las protestas sociales que se han recrudecido en las últimas semanas en Ecuador, de líderear un plan desestabilizador y de pretender un golpe de Estado en su país.

“Los golpistas han sido ellos (Lenín y su administración), que han roto la Constitución cuantas veces les ha dado la gana”, enfatizó Correa en entrevista con el canal ruso de televisión RT, tras negar las acusaciones que le hizo el actual jefe de Estados ecuatoriano.

La crisis en Ecuador se dio luego que Moreno presentó un paquete de medidas económicas y futuras reformas, con el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que provocaron una oleada de manifestaciones ciudadanas, de varios sectores como los transportistas y las comunidades indígenas.

Las manifestaciones aumentaron al punto que llevaron al presidente de Ecuador a decretar estado de excepción y a cambiar la sede de poderes de Quito a Guayaquil, y acusó de intento de golpe de Estado a Correa y a Maduro.

Correa consideró que para superar esta situación es necesario una “salida constitucional” que no es otra que “anticipar las elecciones y que el pueblo vote (…) Así se resuelven los conflictos en democracia: en las urnas”, subrayó.

Indicó que las acusaciones del mandatario ecuatoriano son “una muestra de la enajenación que tiene Moreno en todo su Gobierno”, y le reprochó que lo culpe a él de manera constante, “del mal manejo económico, del crecimiento de la inseguridad y del fracaso de todas sus políticas”.

“Dicen que somos golpistas y que queremos desestabilizar al Gobierno”, pero “los golpistas han sido ellos, que han roto la Constitución cuantas veces les ha dado la gana”, insistió.

Correa reiteró que en todo caso es necesario una “salida constitucional”, para ello es necesario “anticipar las elecciones y que el pueblo vote”.

Opinó que a Moreno y a su administración “no les interesa la democracia: les interesa seguir controlando el poder, controlando al pueblo ecuatoriano” para poder aplicar unas políticas “que perjudican a las grandes mayorías, pero benefician a sus negocios”.

“Los que robaron la democracia son ellos”, aseguró Correa, quien gobernó Ecuador de 2007 al 2017.

La ola de marchas, concentraciones y enfrentamientos con la Policía que se han registrado en Ecuador en las últimas semanas se dan a partir de que Moreno decretó el ‘paquetazo’, un conjunto de medidas económicas para poder cumplir con el acuerdo entre Ecuador y el FMI, que financió al país con más de cuatro mil millones de dólares.

Entre las medidas figuran el aumento en el precio de los combustibles, que supone un alza del 123 por ciento en el caso del diésel, y un conjunto de reformas laborales y tributarias que la Asamblea Nacional deberá aprobar.

Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *