Esta ley pretende convertirse en un referente para la era de la pandemia por coronavirus.

La senadora Sylvana Beltrones Sánchez afirmó que en el Senado existe el compromiso de establecer un diálogo respetuoso y productivo para construir una nueva Ley de Ciencia y Tecnología.  

 En reunión de trabajo, la legisladora dijo que “nos encontramos en vísperas de recibir la iniciativa que mandata la Constitución para una nueva Ley de Ciencia y Tecnología. Deseo que juntos podamos construir, mediante un diálogo respetuoso y productivo, la mejor propuesta”.  

 La presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología dijo que las y los legisladores “tenemos la responsabilidad de proveer un marco jurídico que brinde la posibilidad de encontrar soluciones” a los problemas que nos afectan a las mexicanas y a los mexicanos.  

 Señaló que el uso de la tecnología ha ayudado a sobrellevar la pandemia. La situación actual que vivimos en el mundo -agregó- nos ha llevado a considerarla como una herramienta fundamental.  

 “Es una oportunidad para que nuestra ciencia responda a las y los mexicanos con altura y compromiso con México. A nosotros nos corresponde dotar del marco legal para ello”, expresó.  

 En la reunión de trabajo, que se llevó a cabo a distancia, también se dio a conocer el estatus de los asuntos turnados por la Mesa Directiva a este órgano legislativo. 

 Se destacó que se espera conocer el contenido del planteamiento presidencial en torno al anteproyecto de la nueva Ley, que actualmente se encuentra en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria. 

 Eso, debido a que en la propuesta enviada por la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) al Presidente de la República, se plantea abrogar la actual legislación, así como la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología.  

 El secretario técnico de la Comisión, Esteban Martínez, explicó que ocho minutas y cinco iniciativas que fueron turnadas a este órgano legislativo proponen reformas y adiciones a la Ley de Ciencia y Tecnología, mientras que tres iniciativas buscan reformar la Ley Orgánica del Conacyt. 

 Por otro lado, tres de las minutas turnadas se refieren a modificar el artículo 12 de la Ley de Ciencia y Tecnología para promover el emprendimiento tecnológico, fomentar las vocaciones científicas a edades tempranas, y a establecer mecanismos de protección a los conocimientos tradicionales.  

 Mientras que se impulsan modificaciones para el artículo 9 Bis tienen que ver con no reducir el presupuesto en Ciencia y Tecnología; y el 14, incluir la variable de género y origen étnico en los programas de Ciencia y tecnología.  

 En lo que respecta a las iniciativas se destacan reformas para aumentar al dos por ciento el PIB a la inversión pública en ciencia y tecnología, y otra para denominar Sistema Nacional de Investigación, al actual Sistema Nacional de Investigadores. 

 Además, existen planteamientos a fin de modificar la Ley Orgánica del Conacyt para proponer esquemas de financiamiento y modelos de interacción entre universidades y la iniciativa privada, mientras que otras buscan la aplicación de becas y apoyos.