Con total impunidad se protegen actos de corrupción evidentes de miembros de esta administración, señala

Las senadoras y los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) condenaron rotundamente la descarada persecución política del presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno en contra de todo aquel que critique o no se doblegue a sus caprichos. 

 Esos tiempos que creíamos ya superados, regresan con mayor fuerza, acusaron. 

 Se ataca, investiga y presiona a los opositores, a los periodistas incómodos, a los jueces o cualquier funcionario que no cede ante las presiones, afirmaron. 

 Se ataca, además, a mujeres que exigen seguridad, padres de niños con cáncer que no tienen medicinas, trabajadores de la salud sin acceso a vacunas, a activistas y ecologistas que denuncian el los daños al medio ambiente por la construcción del Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, así como a todos aquellos sectores que exhiben la falta de resultados y corrupción en el Gobierno, sostuvieron. 

 Acusaron que la persecución política es una característica de los regímenes totalitarios y lamentaron que es lo que se está viviendo día con día en nuestro país.   

 “Las constantes presiones, amenazas e investigaciones selectivas son una muestra de hipocresía, pero sobre todo de corrupción”, afirmaron, al tiempo que sostuvieron que desde el Gobierno se calumnia y difama con absoluta ligereza, se juzga sin pruebas ni sustento, “pero son ciegos, sordos y mudos ante los evidentes y muy graves delitos cometidos por los morenistas”. 

 La bancada panista subrayó que no hay calidad moral en este Gobierno, y no la habrá nunca por que protegen a personajes con contundentes y probados señalamientos de corrupción.  

 Señalaron que México no puede ni debe convertirse en una dictadura, por lo que el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional continuará defendiendo las garantías, derechos y libertades de las y los mexicanos. 

 “Lucharemos por la democracia, por nuestras instituciones y por el Estado de Derecho”, concluyeron.