Si no hay represalias, buen futuro

0
247

· A México no podía irle mejor

· El saldo comercial, positivo

A la economía de los Estados Unidos le irá bastante bien, si no es que muy bien, al cierre de 2021, a pesar de los estragos causados por la pandemia desatada, hace año y medio, por el SARS-Cov-2 y su obra asesina, la covid-19, según los cálculos de crecimiento económico del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A los demás, principalmente a los países pobres que no tienen línea fronteriza con el imperio estadounidense, no podrá irles peor. México, a contrasentido, dejó de ser el “vecino distante” de EU, bautizado así por el gran amigo, a la sazón corresponsal del New York Times, Alan Riding, allá por los años 90.

Bueno. Todo irá mejor, si Biden no decide, ahora, tomar represalias contra los mexicanos por el apoyo a Cuba comunista. Por ello, y también por méritos propios, a la economía mexicana, obviamente, con ser la más importante socia de la estadounidense, por encima de Canadá, la Unión Europea y China, no podrá irle mejor, aunque no se solucionen aún, y falte mucho para ello, los asuntos lacerantes de la desigualdad socioeconómica.

El FMI acaba de anunciar que mejoró sus cálculos sobre crecimiento económico para los países ricos del mundo, especialmente Estados Unidos, ante el éxito de las campañas de vacunación contra la covid-19, pero lo redujo para los países pobres que encaran dificultades en las campañas de vacunación o que, de plano, no disponen de medios de pago para comprar las vacunas, como Haití o Guatemala, entre otros pobres de los pobres.

A los grandes exportadores e importadores mexicanos les irá muy bien porque, en los mercados estadounidenses se necesitan productos agropecuarios y manufacturas made in Mexico, como los automotores de carga y automóviles. El atún, el aguacate, las tortillas de maíz blanco no pueden no estar en la mesa de comer de millones de miembros de la american family, o en restaurantes lujuriosos de las grandes ciudades del país de las barras y las estrellas.

Claro. Esperamos, como advertimos más arriba de esta nota, que la Casa Blanca no decida tomar represalias en contra de su socio del sur por el apoyo, abiertamente manifestado, a la república de Cuba, el coco de los anticomunistas y que ha sido castigada con el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos. Todo el mundo conoció la noticia del envío de dos barcos repletos de alimentos, oxígeno, implementos sanitarios como jeringas, entre otros, y productos petrolíferos para saciar la necesidad de mantener en funcionamiento las plantas generadoras de energía eléctrica y dar de comer y beber al hambriento y al sediento, acogotado por los efectos del boicot estadounidense.

El crecimiento del vecino hará que la demanda de productos mexicanos no sólo se mantenga en los altos niveles actuales, sino que aumente hacia finales de 2021 y durante el 2022. Estados Unidos crecerá 7% este año, cifra estratosférica si se le compara con la caída de 3.5% que padeció en 2020, y un aumento comparado con el 6.4% vaticinado en abril por el organismo internacional creado por la ONU.

Joe Biden ha propuesto un enorme gasto público que, seguramente animará el crecimiento este año y el próximo también. El FMI calcula que la economía estadounidense crecerá 4.9% en 2022, comparado con 3.5% vaticinado en abril, comportamiento que, obviamente, será muy positivo para los exportadores mexicanos.

En este contexto geoeconómico, la relación comercial de México con EU ha privilegiado la balanza comercial en cuenta corriente del Banco de México. Como nunca, las autoridades monetarias y el INEGI han registrado saldos muy positivos en la relación comercial de México con el mundo exterior, particularmente con el vecino allende el río Grande, o río Bravo.

La información oportuna de comercio exterior de junio de 2021, manejada por el INEGI, indica que se registró un superávit comercial de 762 millones de dólares, saldo que se compara con el superávit de 5,536 millones de dólares, obtenido en igual mes de 2020. En los primeros seis meses de este año, la balanza comercial presentó un superávit de 1,095 millones de dólares.

En junio reciente, el valor de las exportaciones de mercancías mexicanas alcanzó 42,671 millones de dólares, cifra que se integró por 40,046 millones de dólares de exportaciones no petroleras y por 2,625 millones de dólares de petroleras. Así, en junio las exportaciones totales observaron un incremento anual de 29.1%, el cual fue resultado de crecimientos de 26.1% en las exportaciones no petroleras y de 103.8% en las petroleras. Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos ascendieron a una tasa anual de 20%, en tanto que las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en 61.8 por ciento.

Con series ajustadas por estacionalidad, en junio de 2021 las exportaciones totales de mercancías mostraron un alza mensual de 0.25%, resultado neto de un crecimiento de 18.48% en las exportaciones petroleras y de una caída de 0.79% en las no petroleras. Por el lado de las compras de manufacturas y materias primas, el valor de las importaciones de mercancías, en el mes en cuestión, fue de 41,909 millones de dólares, monto que implicó un avance anual de 52.3 por ciento. Dicha cifra fue reflejo de ascensos de 45.1% en las importaciones no petroleras y de 161.7% en las petroleras. Al considerar las importaciones por tipo de bien, se observaron aumentos anuales de 101.1% en las importaciones de bienes de consumo, de 49.8% en las de bienes de uso intermedio y de 24.3% en las de bienes de capital.

Con series ajustadas por estacionalidad, las importaciones totales registraron un aumento mensual de 0.35%, el cual se derivó de ascensos de 0.24% en las importaciones no petroleras y de 1.28% en las petroleras. Por tipo de bien, se presentaron incrementos mensuales de 0.44% en las importaciones de bienes de consumo y de 0.80% en las de bienes de uso intermedio, mientras que se registró una reducción de 4.19% en las importaciones de bienes de capital.

A DESFONDO: Indicador Global de la Actividad Económica. El INEGI informó, este martes 27 de junio, que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró un aumento de 0.6%, en términos reales, en el mes de mayo respecto a abril, con cifras desestacionalizadas. Por grandes grupos de actividades, las Primarias ascendieron 8.4%, las Terciarias crecieron 0.8% y las Secundarias se incrementaron 0.1% durante mayo de 2021 frente al mes precedente. En términos anuales, el IGAE registró un avance real de 25.3% en el mes de referencia. Por grandes grupos de actividades, las Secundarias subieron 36.6%, las Terciarias lo hicieron en 21.6% y las actividades Primarias tuvieron un alza de 10% con relación a igual mes de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí