Por Guadalupe Orona Urías

“Por Amor a Pachuca” es un proyecto de gobierno de gran aliento, elaborado con una importante participación ciudadana y por más de 70 especialistas en las diferentes áreas; contempla a todos los sectores de la población y tiene como finalidad el desarrollo sustentable de nuestra ciudad;incluye propuestas serias, profesionales y responsables que se resumen en seis ejes: 1)Seguridad Pública Municipal2)Gobierno de Resultados y Libre de Corrupción3)Prosperidad y Crecimiento Económico 4)Atención Integral a las Mujeres 5)Pachuca Capital de las Juventudes6)Ordenamiento Urbano y Sostenible. El Plan de Ciudad propuesto contempla un gasto público orientado, en buena medida, a la introducción de servicios públicos básicos en los barrios y colonias que presentan mayor rezago;proporcionar certeza jurídica de su vivienda a los miles de Pachuqueños que la están requiriendo; detonar la economía,el comercio local y el empleo; asimismo generar servicios de salud e impulsar actividades culturales y deportivas a través del rescate de espacios públicos. Considera, además,programas de apoyo para niños, mujeres, jóvenes y adultos mayores con atención médica, jurídica y educativa; apoyo a emprendedores, sistemas de seguridad para protección de las mujeres ante acoso y violencia.

“Por Amor a Pachuca” es un proyecto serio y democrático, encabezado por el Dr. Ricardo Crespo Arroyo; es una propuesta que emana de la gente y que reúne una importante fuerza social a favor de todos los pachuqueños; un proyecto al que su servidora y todos los que integramos el Movimiento Antorchista en Pachuca nos hemos sumado, porque lo consideramos la mejor opción para un desarrollo sustentable y humanista de la “Bella Airosa”. Nuestra ciudad, como sabemos y lo sufrimos diariamente, está casi en el abandono por los tres niveles de gobierno: cada día crecen la inseguridad y la violencia y no hay quien ayude e intervenga a favor del ciudadano inerme; sus calles están desechas, hay basura por todos lados y la falta de servicios básicos azota a un número importante de colonias y a miles de familias; los pocos espacios recreativos y deportivos están completamente descuidados y la pobreza mina a más del 30 por ciento de la población.

Ante tal abandono y la cerrazón para atender las demandas de la población, sus carencias y sus graves problemas, hoy, en época de campañas no podemos engañarnos, no debemos permitir que se nos llegue con un discurso “prometedor” por los candidatos representantes de los diferentes partidos en el poder, cuyos respectivos gobiernos son, en buena medida, los causantes de la grave situación que actualmente padecemos; que hoy se nos diga, por ejemplo, por el candidato de Morena que su proyecto es incluyente y que está sumando a más de 50 organizaciones sociales, cuando su jefe, el presidente de la República, es enemigo furibundo de toda organización del pueblo y es quien ha desaparecido los programas sociales que ayudaban a los mexicanos en situación de mayor vulnerabilidad (como Prospera, el Seguro Popular, las Estancias Infantiles, los Comedores Comunitarios y actualmente muchas lecherías);o bien los candidatos del partido del señor gobernador, quienes van por las calles prometiendo lo que su gobernador un día sí y otro también ha negado a los pachuqueños; o el candidato del partido de la presidenta saliente, Yolanda Tellería, que nos dice que él hará cambios sustanciales en beneficio de la ciudadanía, cuando, como todos sabemos, el retroceso en el desarrollo y bienestar de los pachuqueños en los últimos cuatro años, se lo debemos a la última administración panista.

No me engaño, y mucho menos pretendo hacerlo con mis escasos lectores, siempre me he conducido con verdad y lo seguiré haciendo, aunque ello me cueste la ausencia de días serenos, amenazas y represalias físicas y administrativas; sé que la solución a muchos de los problemas de la población, sobre todo de la pobreza, no está solamente, ni siquiera fundamentalmente, en manos de los presidentes municipales, que es un problema estructural, que tiene su causa en la inequitativa distribución de la riqueza y en el sistema neoliberal imperante y profundizado con el gobierno de la 4T. Conozco y en otras ocasiones lo he plasmado, que para poder lograr tener un México más justo se requiere que se generen inversiones públicas y privadas para crear empleos suficientes, pero bien remunerados, es decir, que alcance para el sustento familiar; que el gasto público se redireccione a resolver los problemas de las grandes mayorías (servicios, seguridad, salud, educación, recreación, etc.) y que exista la capacidad del gobierno paraallegarse recursos y así poder atender toda la problemática social.

Pero también sé que dentro de lo viable y de las posibilidades que hoy tenemos, la mejor opción está en el candidato Independiente, Dr. Ricardo Crespo Arroyo y en el gran proyecto “Por Amor a Pachuca”, al cual, como señalé renglones arriba, Guadalupe Orona se ha sumado a dicha fórmula como candidata suplente, y así, si el voto ciudadano nos favorece, garantizar un buen gobierno para todos; un gobierno incluyente y respetuoso, donde efectivamente esté representado el pueblo; ese al que siempre se olvida cuando el candidato llega al poder, hoy será parte y garantía. Súmate, vota este 18 de octubre “Por Amor a Pachuca”.