Más pobreza por la Pandemia

0
226
francisco gomez

· Ingreso de una familia pobre por trimestre: 9,938 pesos

· 163, 282 pesos ganaron las familias del decil privilegiado

El Coronavirus ha destruido vidas y haciendas entre los mexicanos. Han fallecido, oficialmente, casi 240 mil personas. Sobreviven millones en el umbral de la incertidumbre y la desesperación, por darle sentimientos y emociones a los números fríos.

Los más pobres han sufrido más aguda pobreza, sin trabajo remunerado, con trabajo muy mal pagado, sin atención médica porque en la mayor parte de la geografía de la nación no operan hospitales, sino acaso, cuando bien les va a las comunidades, una pobre clínica sin médico, ni enfermera, ni medicamentos.

A los medianos, a los ricos, y a los potentados, la acción del virus de la muerte fue como quitarle un pelo al gato. Otros, muy pocos, se enriquecieron más que en condiciones normales.

Cifras sin sentimiento, sin dolor, sin llanto, pero crudas, duras, dio a conocer, este miércoles, el INEGI, al presentar a representantes de los medios de información los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2020, el año del dolor, de la muerte, del llanto, causados por el SARS-Cov-2, el virus de la muerte.

Para entender mejor la distribución del ingreso y el gasto de las familias que habitan este país de casi 2 millones de kilómetros cuadrados, los especialistas en Estadística, dividen a la sociedad en diez deciles. Los deciles (D) son puntuaciones que dividen la distribución en diez partes. El Decil 9 (D9), por ejemplo, es la puntuación que deja por bajo las nueve décimas partes de la distribución.

La división de los hogares por deciles de ingreso corriente total muestra, de acuerdo con la ENIGH 2020, que el primer decil registró un ingreso promedio, al trimestre, de 9, 938 pesos; es decir, 110 pesos diarios por hogar.

En la edición 2018 de la ENIGH, dicho decil registró un ingreso de 9,807, lo que significa un aumento de 1.3 por ciento. En este decil están los más pobres de la pirámide socioeconómica.

En los hogares del décimo decil (el que está hasta arriba de la decena), el ingreso corriente promedio trimestral fue de 163, 282 pesos; es decir, 1,814 pesos diarios por hogar. En dicho decil, la ENIGH 2018 registró un ingreso de 179,863 pesos por cada tres meses; es decir, una disminución de 9.2 por ciento. Una disminución que haría menos pobres a los del primer decil, si realmente hubiera una distribución menos inequitativa de los ingresos en la economía.

Es importante que se conozcan las cifras de la Encuesta, para ver dónde estamos parados, dónde está la economía individual, familiar y nacional.

Dónde están la riqueza y la pobreza. Puede comprenderse el porqué de las zonas lujuriosas de las ciudades; el porqué de los cinturones de miseria, o los multifamiliares con departamentos de 40 o 60 metros cuadrados, en donde tienen que dormir por lo menos cuatro seres humanos – papá, mamá y dos hijos- y el perro cuidador, o los hogares en los que sólo se come alimentos ricos en grasa o azúcares. O donde aún se muere de enfermedades curables. Donde crece la obesidad, la diabetes y todo tipo de padecimientos fatales, porque sólo hay para gansitos y cocacola.

Las cifras de la desigualdad:

En 2020, el promedio del ingreso corriente trimestral por hogar fue de 50,309 pesos, a diferencia del promedio de 53, 418 pesos observado en 2018, lo cual representa una disminución de 5.8 por ciento.

La principal fuente de ingreso es por trabajo con 32,106 pesos, promedio, que presenta una disminución de 10.7% con respecto a 2018. El gasto corriente monetario promedio trimestral por hogar fue de 29 mil 910 pesos, con una disminución de 12.9%, respecto a 2018, cuando fue de 34, 329 pesos.

En los hogares se dio una disminución del gasto corriente monetario trimestral, en el rubro de educación y esparcimiento, de 44.8%; en vestido y calzado, de 42%, así como del transporte y comunicación, en 18.9 por ciento.

El gasto promedio en el rubro de salud, por su parte, tuvo un aumento de 40.5% con respecto a 2018. Obvio. En 2020 había que tratar de sobrevivir. La pandemia estaba arremetiendo con toda su fuerza a ricos y pobres. No podemos decir que por parejo porque hubo ricos que se aprovecharon de la ocasión y se hicieron exponencialmente más ricos.

Nuevo León (72, 931), Baja California (67, 821) y Ciudad de México (67, 357) reportan el ingreso promedio trimestral más alto.

En contraste, Chiapas (29,168), Guerrero (32, 516) y Veracruz (35, 126) reportan el ingreso más bajo.

Los resultados de la edición 2020 de la Encuesta, aclara el director del INEGI, Julio Santaella Castell, permiten dimensionar los cambios que, a consecuencia del periodo de contingencia sanitaria, originada por la COVID-19, las medidas de confinamiento de la población y el cierre de la actividad económica, entre otros factores, sufrieron los ingresos y los gastos en los hogares de México.

Si a usted le interesa profundizar en la ENIGH  2020, puede dar clic en la liga: https://www.inegi.org.mx/programas/enigh/nc/2020/default.html

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí