Secretario de Seguridad de la CDMX negó las acusaciones de un testigo protegido quien lo señala de recibir dinero del cártel Guerreros Unidos


Cd de México.- Omar García Harfuch, secretario de seguridad capitalino, negó las acusaciones de un testigo protegido de las investigaciones de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa quien señaló que el secretario recibía dinero del cártel Guerreros Unidos.

“Niego categóricamente las declaraciones dolosas hechas contra mi persona por un delincuente, hoy ‘testigo protegido’, publicadas por Reforma. Mi trayectoria en el combate a la delincuencia organizada en distintos frentes habla por sí misma. No tengo nada que ocultar”, tuiteó.

De acuerdo con la información, el testigo dijo que los mandos del cartel daban sobornos a mandos militares y policiacos para que les permitieran operar en Guerrero.

“Quiero señalar que era parte del grupo Guerreros Unidos, pues recibía dinero de nosotros, Omar García Harfuch, esto en el año 2014; recibía 200 mil dólares por mes, ya que era el encargado de la Policía Federal en el estado de Guerrero y el dinero que se le daba era porque permitía el trasiego de la droga”, dice el testigo, de acuerdo con Reforma.

El 15 de octubre de 2020, la periodista Anabel Hernández publicó una investigación especial en Aristegui Noticias titulada Omar García Harfuch: El expediente secreto.

En el reportaje, Hernández señala que el actual funcionario capitalino reprobó exámenes de confianza cuando perteneció a la Policía Federal, a la que llegó gracias a Luis Cárdenas Palomino, actualmente prófugo de la justicia por acusaciones de tortura y uno de los hombres cercanos del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, preso actualmente en Nueva York.

García Hafuch fue sometido por lo menos en tres ocasiones al polígrafo. En todas ellas, a la pregunta: “¿Mantienes compromisos con la delincuencia organizada?”, registró “reacciones significativas de falta de veracidad”, según quedó asentado en los informes correspondientes.