Temporada de lluvias y frío contribuye al incremento en consumo de pan

Ángel Méndez, representante de la Unión de Panaderos de Puebla (UPAN), aseguró que a la mayoría de las personas no les gustan los días de lluvia o frío, pero para los panaderos es una época en la que se registra un importante incremento en ventas


José Hernández

Puebla,Puebla.- Una concha remojada en chocolate, una mantecada acompañada con café, o unos bigotes junto con una taza de té de hierbabuena son combinaciones que se antojan y se pueden degustar en las mañanas frías o por las tardes-noches de lluvia, propias de la temporada.

Ángel Méndez, representante de la Unión de Panaderos de Puebla (UPAN), aseguró que a la mayoría de las personas no les gustan los días de lluvia o frío, pero para los panaderos es una época en la que se registra un importante incremento en ventas.

Relató que la temporada de calor, que a su decir comprende de marzo a mayo, es un periodo en el que bajan las ventas hasta en un 50 por ciento en las panaderías, porque los poblanos dejan de consumir el pan, tanto dulce como salado.

Pero a partir de junio y hasta finales de febrero próximo los panaderos comienzan a tener una recuperación, porque la gente gusta de acudir a las panaderías y pastelerías tanto por pan de dulce como pasteles y galletas, dijo.

Aún cuando en el verano se atraviesan las vacaciones escolares, a decir de Ángel Méndez, la venta se mantiene porque se consume en menor cantidad el pan de dulce como las tortas, porque los niños ya no llevan lunch, pero la compra de pan de dulce se mantiene a la alza.

En 20 años de experiencia, dedicado a la elaboración y venta de pan, dijo que éstas tendencias cada año son las mismas, con la única diferencia que los costos en los insumos son los que cambian y ello obliga a que la industria panadera aumenten sus precios.

Actualmente la pieza de pan de sal está en dos pesos, y en pan dulce el costo promedio es de cinco pesos, refirió.

Agregó que “a pesar de las recomendaciones que hacen los médicos, los nutriólogos o los expertos en la salud, los mexicanos seguimos consumiendo pan, salado, dulce, relleno, con cubierta de chocolate, con mermeladas, con chispas de colores, coco, pasas o nuez. Lo más importante es no excederse, porque es sabido que todo en exceso es malo”.

De igual manera destacó que hay que desmitificar el consumo del pan, porque las mezclan que se hacen en las panaderías; leche, huevo, azúcar, mantequilla y harina de trigo, son ingredientes que aportan energía al cuerpo, lo que contribuye a que los consumidores realicen sus actividades con ánimo.

“Un pan por la mañana nos da energía y podremos realizar bien nuestras actividades, y tal vez en la tarde no hay que abusar de su consumo, pero eso es responsabilidad de cada quien. De preferencia el pan hay que consumirlo en la mañana y evitarlo por la noche”, destacó.

Ángel Méndez, quien también es propietario de la panadería y pastelería El Unicornio, mencionó que en los dos establecimientos que tiene, y donde emplea a un total de 10 personas, los compradores prefieren consumir conchas de vainilla y chocolate, mantecadas en presentación de panquecitos, pastelillos, cuernitos, bisquets, orejas, banderillas, ojos de pancha y besos.

En cuanto a pan de sal se llevan tortas, bolillos, baguette y baguettin, añadió.

Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *