Sociedad debe intervenir más en asuntos públicos: Martí Batres

Batres Guadarrama señaló que la reforma de paridad de género es una buena muestra de la profundidad de las decisiones que se pueden tomar sobre la reforma del Estado


Ciudad de México.- El presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, dijo que está abierto a discutir una nueva reforma del Estado, con una transformación profunda, cuya esencia sea la idea de más intervención de la sociedad en los asuntos públicos.

Al participar en el Foro Reforma del Estado, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, recordó que el mandato de las urnas el 1 de julio del año pasado fue transformar todo y “me parece que el Congreso, esta Legislatura, tiene el suficiente ánimo e ímpetu para hacerlo”.

Batres Guadarrama señaló que la reforma de paridad de género, acordada por el Congreso de la Unión, es una buena muestra de la profundidad de las decisiones que se pueden tomar sobre la reforma del Estado.

Comentó que existen otras ideas que se debaten, como la reducción de las prerrogativas de los partidos políticos en 50 por ciento, lo cual amerita una reforma Constitucional y, por lo tanto, “estamos hablando de reforma del Estado, por lo que es deseable que se logre un gran consenso”.

Sostuvo que hay otro planteamiento que tiene que ver con temas de austeridad y pasa porque sea el Instituto Nacional Electoral (INE) el que organice las elecciones, prescindiendo de los llamados Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) de los estados, y reconoció que el balance que hay de éstos es negativo.

A su vez, el coordinador de la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, anunció que buscarán el consenso para avanzar en la reforma del Estado, y en específico se refirió a una eventual transformación en materia electoral, con propuestas que están en la mesa y responden al tema de austeridad.

Dijo que no puede ser posible que México tenga la democracia más cara del mundo, por lo que hay diferentes propuestas sobre el tema, entre ellas una encaminada a desaparecer los OPLES y a introducir sistemas nuevos, como el de la urna electrónica, que abarata los comicios.

Delgado Carrillo comentó que se debe analizar dónde hay espacios para los ahorros, sin poner en riesgo la certidumbre y el eficaz funcionamiento de los organismos electorales.

“De ninguna manera vamos a improvisar y lo decimos desde ahorita, vamos a buscar el consenso en esta reforma político electoral y reforma del Estado”, insistió.

En tanto, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que hay tres grandes temas propuestos: uno, el de la reforma del Estado que dura mucho tiempo y el último ejercicio que se hizo tiene 128 temas, incluyendo el Poder Judicial y muchas otras cuestiones.

Sin embargo, el legislador, quien fue reconocido por su participación en la reforma electoral de 1994, pidió concretarse a los temas más destacados, que son el sistema electoral propiamente dicho; el representativo y el democrático.

Dijo que en materia electoral, los comicios presidenciales ocultaron “muchos islotes” que quedan, como la indebida transferencia de recursos de los ejecutivos y legislativos locales para “inflar” candidaturas.

Añadió que además se tienen que repensar los temas de financiamiento, fiscalización, fraudes y fallos, y coincidió en que en México “contamos con un sistema electoral extremadamente caro”, y también se podría abordar el sistema representativo, relacionado con los cargos legislativos de listas o representación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *