Santa Lucía es un concepto: Javier Jiménez Espriú

Reconoció que para poner en marcha el proyecto aéreo de Santa Lucía, sí se requerirá de la adquisición de terrenos, pero que los costos que “están en alrededor de 70 mil millones de pesos” y no en los 385 mil millones que calculó el Colegio de Ingenieros Civiles de México


Por Arturo G. Lazcano

Ciudad de México, 21 sep.- El proyecto complementario en la base aérea de Santa Lucía se encuentra en fase conceptual porque “no hemos tenido ni tenemos recursos para hacer el proyecto a detalle”, dijo Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes,

Sin embargo, de aceptarse esta opción y cancelarse la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad México (NAICM), existe la confianza de que se conseguiría financiamiento para su desarrollo, aseveró.

Al ser cuestionado sobre la opinión del banco de inversión JP Morgan acerca de que la consulta generará incertidumbre y que organismos privados como el Consejo Coordinador Empresarial, el Colegio de Ingenieros Civiles de México y el Instituto Mexicano para la Competitividad que advierten que, en caso de cancelar el NAICM, se provocará desconfianza internacional, dijo que al mostrar las ventajas de esto se conseguirá respaldo.

“Creemos que sí, son detalles muy complicados, pero hemos explorado esta situación y podemos decir que sí habría forma de financiar este proyecto”, aseguró.

Jiménez Espriú, reconoció que para poner en marcha el proyecto aéreo de Santa Lucía, sí se requerirá de la adquisición de terrenos, pero que tal necesidad está contemplada en el proyecto conceptual y en los costos que, aseguró, “están en alrededor de 70 mil millones de pesos” y no en los 385 mil millones que calculó el Colegio de Ingenieros Civiles de México.

Consulta pública

Al respecto a la consulta pública que se realizará a finales de octubre para definir el futuro del NAICM, el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, consideró que no generará incertidumbre debido a que previamente se pretende dar a conocer a la sociedad las ventajas y desventajas de ambos proyectos, en forma objetiva e imparcial, con puntos de vista financieros, económicos y de operación.

Destacó que, si bien los empresarios y los ingenieros han emitido su opinión en favor de que continúe la construcción del Nuevo Aeropuerto, también hay grupos ambientalistas que aseguran que se están provocando daños muy graves que incluso rebasan su costo (285 mil millones de pesos), incluyendo las pérdidas por su cancelación (120 mil millones de pesos).

Javier Jiménez, precisó que, una vez que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI, por sus siglas en inglés) confirme la viabilidad del proyecto de Santa Lucía, se procedería a avanzar en los estudios y proyectos al detalle, junto con la búsqueda del financiamiento.

Acotó que sus expertos indican que sí es factible y que, en caso de que la OACI lo confirme, entonces, se realizará el proyecto completo.

De las opciones que se pondrán a consulta, indicó que tendrán analizada su viabilidad y, sobre todo, la certeza de que no conllevarán riesgos de inseguridad; pero que primero se debe analizar el factor aeronáutico y luego la tierra.

Jiménez Espriú insistió en que en caso de continuar con la construcción del NAICM, se deberá hacer “cirugía mayor” al AICM para solucionar la saturación que tendrá en los próximos seis o siete años.

Tendremos que invertirle de manera importante en rehabilitar totalmente el actual aeropuerto Benito Juárez y buscar otras alternativas de conectividad como el aeropuerto de Toluca”.

Respecto a tal rehabilitación, precisó que se encuentra en proceso de análisis cuál sería el proceso, pero que hay zonas del AICM que están en un hundimiento que se debe detener; se tiene que trabajar en el drenaje, porque esta misma semana hubo inundaciones por esa razón; deben mejorarse los procedimientos en la salas, que “probablemente se tendrían que hacer nuevas plataformas, incorporar nuevas tecnologías, instrumentos de aproximación y de control del espacio aéreo; instrumentar controles vinculados con la comunicación vía satélite”.

La lista de adecuaciones que se tendrían que hacer para dar operatividad al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es “amplísima”, enfatizó.

Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *