Realiza UAEH  5to Encuentro Internacional de Investigación en Grupos Vulnerables

Las ciudades experimentan desastres naturales y sociales, como lo es la violencia social, inseguridad, hacinamiento y exclusión, lo que lleva a que la población presente condiciones de alta vulnerabilidad psicológica.


Por Arturo G. Lazcano 

Pachuca, Hidalgo, 18 Nov.- Con la intención de desarrollar proyectos de investigación que generen estrategias para atender la vulnerabilidad psicológica en la población urbana, ocasionada por la violencia y la exclusión social, se efectuó el 5to Encuentro Internacional de Investigación en Grupos Vulnerables, en el Instituto de Ciencias de la Salud (ICSA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), donde la temática principal fue la de ciudades vulnerables y el impacto psicológico en su población.

Durante el acto inaugural, la jefa del Área Académica de Psicología, Rebeca Guzmán Saldaña, mencionó que hoy en día las ciudades experimentan desastres naturales y sociales, como lo es la violencia social, inseguridad, hacinamiento y exclusión, lo que lleva a que la población presente condiciones de alta vulnerabilidad psicológica. 

Ante ese problema, este encuentro pretende recuperar experiencias de estudiantes del programa de movilidad, así como de asociaciones civiles respecto a dichos acontecimientos de pérdida y/o destrucción de sus ciudades y el impacto en sus habitantes. 

El líder del Grupo de Investigación de Grupos Vulnerables, Gerardo Hurtado Arriaga, explicó que las ciudades presentan problemas sociales de violencia, inseguridad, secuestro, narcotráfico, los cuales ponen a los habitantes en vulnerabilidad psicológica. 

“Vivimos en una situación de miedo, ansiedad, nos atrincheramos en nuestras casas, nos hemos vuelto más individualistas, muy distantes del dolor ajeno, hemos perdido la solidaridad”, abundó.

Por ello la intención es entender y reflexionar acerca de estos problemas que causan vulnerabilidad psicológica en la población, para desarrollar proyectos de investigación multidisciplinarios encaminados a proponer estrategias para enfrentar estos problemas, al involucrar para esa finalidad a investigadores, profesores y estudiantes. 

“El proyecto es urgente porque se nos olvida el impacto psicológico que tiene la violencia en las ciudades; pareciera que cada quien tiene sus estrategias individuales para poderlo sobrellevar, pero no es así. La falta de procuración de justicia, la pobreza, abonan a incrementar la violencia social y la inseguridad”, puntualizó.

Lilián Elizabeth Bosques-Brugada, coordinadora de la Licenciatura en Psicología, refirió que las experiencias de diferentes alumnos que participan en el programa de movilidad, permite fortalecer la investigación en torno a los grupos vulnerables.

En la conferencia inaugural “Experiencias de intervención”, presentada por integrantes de la Fundación Calavera Plumas y Huesos, Ramón Antonio Gil Ramírez, socio fundador de esta asociación civil, expuso que por diferentes factores, muchos muchachos se encuentran en un estado de indefensión, por ello la mejor manera de empoderarlos es poniéndolos en condiciones de servir a otro joven. 

Planteó que en la actualidad los jóvenes se han vuelto vulnerables pero también se han deshumanizado y vuelto indiferentes a los problemas de su entorno. En ese sentido, afirmó que es necesario acercarse a ellos para transformar la vulnerabilidad en resiliencia, mediante la participación social entendida como un acto de rebeldía y resistencia, “colocarse en los zapatos de los demás es resistir y es actuar”.

Por ello, exhortó a los estudiantes a luchar para alcanzar sus objetivos y sus sueños, a superarse e ir hacia adelante, “que los pensamientos no se vuelvan una barrera para lograr sus metas”. Justamente con la finalidad de impulsar a los jóvenes, Foro Calavera Plumas y Huesos busca contribuir a desarrollar su talento en las artes escénicas y la música mediante talleres.

Ramón Gil comentó que durante las diferentes actividades que realiza esta asociación civil desde su creación, hace seis años, se han intervenido poblaciones vulnerables de jóvenes que están inmersos en situaciones de drogadicción, alcoholismo, intencionalidad suicida, violencia y desesperanza. 

Para atender dichas situaciones emocionales, la fundación los incorpora a proyectos artísticos y culturales, además de utilizar la pedagogía fantástica para que los jóvenes vulnerables se sientan acompañados y apoyados en su camino de adversidad. 

Ejemplo de los esfuerzos de esta asociación, es el Grupo Ofrenda, un conjunto de artes escénicas conformado por 30 muchachos vulnerables; los laboratorios de paz, un programa efectuado en barrios altos de Pachuca; el programa Atrévete donde se atendieron problemáticas como la depresión, falta de sentido de pertenencia, bullying y secuestros, en más de 33 mil  jóvenes de todo eso estado, y el taller de intervención socioemocional con aplicación mecánica que involucra a jóvenes en situación de riesgo al presentar depresión, drogadicción, abandono familiar, entre otros problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *