Querétaro invita a turistas a trazar su Ruta del Arte, Queso y Vino

La Ruta del Arte, Vino y Queso está perfectamente trazada para el conocimiento de los rasgos culturales de nueve municipios del estado de Querétaro


Por Nancy Cervantes

México, 31 Jul.- La Ruta del Arte, Vino y Queso está perfectamente trazada para el conocimiento de los rasgos culturales de nueve municipios del estado de Querétaro, a través de sus manifestaciones artísticas y su producción quesera y vinícola.

La turística ruta está conformada por nueve de los 18 municipios de la entidad queretana como Amealco, El Marqués, Huimilpan, Pedro Escobedo, Colón, Ezequiel Montes, Tequisquiapan, Tolimán y San Juan del Río.

Esos municipios reportan gran auge turístico en los últimos años, en gran parte por su producción artesanal, incluidos el queso y el vino.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Turismo estatal, Querétaro representa la segunda zona vitivinícola más importante del país, con una extensión de poco más de 500 hectáreas sembradas con vid, de las cuales 80 por ciento es utilizada para producción de vino.

Actualmente, la producción vinícola en la entidad es de tres millones y medio de botellas de la milenaria bebida al año, con más de 150 etiquetas.

Además, Querétaro es el primer lugar nacional de exportación de vino espumoso hecho con método tradicional, anualmente se exportan cerca de 60 mil cajas de nueve litros a Estados Unidos, Asia y Europa.

Incluso, se estima una visita de 800 mil turistas hospedados en hotel dentro de la Ruta del Arte, Queso y Vino cada año, que generan una derrama económica de aproximadamente tres mil 350 millones de pesos.

Conformada por 26 viñedos o vinícolas y 11 queserías artesanales, la Ruta del Arte, Queso y Vino posee una infraestructura turística conformada por 231 hoteles y cuatro mil 851 habitaciones en toda la región.

Recorrer la ruta es disfrutar un paseo relajante entre viñedos o por cada uno de los rincones que guardan las Cavas, convivir con la vida cotidiana de una granja y hasta poder alimentar a las cabras y ovejas, saborear quesos frescos o madurados, después de escuchar una interesante plática de cómo elaborarlos.

Posteriormente, descorchar una botella y compartir una copa en grata convivencia, para terminar la tarde con un paseo de compras por mercados artesanales o degustando exquisitos platillos con productos frescos y naturales, llenos de sabor a provincia.

Sin duda alguna, la Ruta del Arte, Queso y Vino satisface los paladares más exigentes de los turistas que año tras año recorren los municipios que ofrecen el maridaje perfecto.

 

Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *