Prisma Empresarial: Vuelve el PRI remasterizado

En riesgo la autonomía y rigor técnico y profesional del INEGI

Tipo de cambio con presión por acuerdo comercial e inflación


Por Gerardo Flores Ledesma 

SE ACERCA la fecha en que oficialmente se efectuará la ceremonia de transición del poder presidencial, y cada vez hay menos dudas de que el PRI remasterizado asumirá el control de una nación que ha tenido todo para ser desarrollada y progresista.

Cuando observamos el gasto ofensivo en una boda, la de César Yáñez con Dulce María Silva, que es del grupo cercano a lo que será el poder a partir del primero de diciembre, se reducen las dudas de que el PRI se fue, al menos por las prácticas del dispendio y la frivolidad, y se fortalecen los asertos de que la plutocracia siempre se casa con quien toma el mandato.

Hemos visto mandatarios que lloran por los pobres, los que dijeron que defenderían al peso como un perro; lo que quisieron hacer una renovación moral desde las entrañas del poder político; otros que nos iban a llevar al primer mundo, y los que prometieron el cambio total pero que en 12 años sólo aumentaron el número de pobres y acentuaron la inequidad social.

Cuando se escucha al círculo cercano de Andrés Manuel López Obrador de querer nuevamente un acto republicano de toma de posesión, que nunca debió ser en la cocina o tras bambalinas, y se escuchan sustentos sobre varios tópicos de la vida nacional de quienes tomarán las grandes decisiones del futuro, no queda lugar a dudas de que todo ocurrirá en el mismo lugar y con la misma gente.

Los personajes del futuro grupo de control y sus adjuntos, entre los que se cuenta a líderes sindicales, son los mismos que le deben su

carrera política e inclusión en los círculos del poder a Carlos Salinas a Miguel de la Madrid, a Ernesto Zedillo. Hay también alguno que otro advenedizo que se forjó en las filas de los dos presidentes que arrojó Acción Nacional.

Son los mismos personajes que ahora hablan de una izquierda que está ausente y es inexistente en México, a la que alguna vez esos mismos arribistas llamaron trasnochada, pero que ahora quieren comulgar y sentarse en la misma mesa que aquellos que sí han sido coherentes con dicha ideología, que son muy respetados, pero también ejemplo de excepción o de colección.

El PRI remasterizado, el mismo que en 2019 cumplirá 90 años, llega al poder con otro nombre y otros personajes salidos del baúl de los recuerdos, pero que son de la misma matriz, plantilla o clon que ha transitado en el poder a lo largo de varias décadas.

Son los mismos personajes que han vivido como dijera César “el tlacuache” Garizurieta, a costa del presupuesto para no vivir en el error.

Sí habrá cambios, pero sólo de personas, no de ideas. Toman el poder aquellos que quedaron marginados desde hace 10, 20 o más años. El único problema será el calor del resentimiento de quienes chocarán con el argumento fallido de la prometida república amorosa.

La izquierda y el dispendio están de moda.

*****

EL INEGI será otro de los organismos que inmediatamente resentiría afectaciones en caso de que se modificaran los salarios de mandos superiores, sólo por decreto o mandato de la próxima administración.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), que encabeza Luis Foncerrada Pascal, con razón, ha señalado que el INEGI no es cualquier organismo público, sino que sus características son fundamentalmente las de un sistema estadístico, rector y con capacidad técnica y financiera para coordinar y regular toda la

producción de estadísticas oficiales de manera oportuna para atender las necesidades de los usuarios internos y de la comunidad mundial.

Su significativo avance como generador confiable de información estadística y geográfica, lo ha llevado a convertirse en una referencia de nuestro país en el contexto internacional.

Explica que será responsabilidad de las nuevas autoridades seguir consolidando los beneficios que implica tener una oficina central de estadísticas como el INEGI, y que se asegure su capacidad presupuestal y fortalecimiento de su autonomía.

Por eso advierte el CEESP que “Una disminución en los recursos presupuestales para el principal organismo generador de información estadística del país obligaría a una priorización de sus programas de información, pudiendo retrasar el análisis en temas relevantes para el crecimiento del país”.

El organismo empresarial precisa que estará atento “a las decisiones en materia salarial que finalmente tome el nuevo gobierno, que tiene la intención de reducir las percepciones de altos funcionarios públicos”, ya que “de concretarse y aplicarse a los directivos del INEGI, esto podría poner en riesgo su autonomía y el rigor técnico y profesional con que se elabora la estadística en nuestro país”.

*****

El peso cerró la semana con una depreciación de 0.55% o 10.3 centavos, cotizando alrededor de 18.82 pesos por dólar, pero, aunque usted lo dude, seguirá la presión porque el acuerdo comercial trae una cauda de pendientes que aún no se resuelven, y que tienen que ver desde discusiones sobre azúcar, jitomate, carne de cerdo y, lo más grave, obligar a Estados Unidos a quitar los aranceles a las exportaciones de acero y aluminio de México.

Hay otros factores que podrían generar presiones al alza para el tipo de cambio durante la siguiente semana, según Banco Base, entre los que destacan la publicación de la inflación de septiembre en Estados Unidos, en particular si se ubica en una tasa anual superior a 2.4% y el mismo dato a septiembre en México, la cual se espera se ubique cerca de 5%.

*****

Escríbeme a: gfloresl13@yahoo.com.mx

Sígueme en Twitter @GerardoFloresL

Nos vemos y escuchamos en Canal 34 (TV Mexiquense), todos los jueves a las 22 horas, en el programa Va en Serio, con Carlos Ramos Padilla.

(*) Socio Numerario de la Academia de Periodismo y Comunicación Social

(*) Miembro de Vanguardia en línea y de Consorcio de Medios Digitales SA de CV

(*) Socio de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)

P.D. No deje de informarse en http://www.redfinancieramx.mx y en www.claseturista.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *