Nunca debió iniciarse la construcción del NAIM: Espriú

Nunca debió iniciarse la construcción del NAIM: Espriú

Espriú detalló que los asesores estratégicos de la empresa Parsons, que administraba el NAIM, eran Alfredo del Mazo y Alfredo Elías Ayub


Ciudad de México.- La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) fue “un error gravísimo”, dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú, además aseveró que esta construcción jamás debió iniciarse.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reveló cuales fueron las razones por las que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador canceló la construcción del NAIM.

De acuerdo con lo dicho en conferencia matutina en Palacio Nacional, el NAIM representaba un desastre natural, así como la desaparición del Lago Nabor Carrillo.

Indicó en la zona se presentaría un problema de sobrepoblación de 4 mil personas, por lo que no habría servicios básicos para satisfacer las necesidades de la población y destacó que no habría agua para ese sector.

Otras de las razones son:

  • Se trataba de una inversión exagerada.
  • El costo de la construcción se elevó considerablemente.
  • La solución financiera presentaba graves irregularidades y comprometía a administraciones posteriores.
  • Con recursos comprometidos, el nuevo gobierno tenía que conseguir 104 mil millones de pesos más.
  • Con avance del 21%, ya había generado impactos irreversibles.
  • Los análisis ambientales estuvieron alejados de una lógica regional.
  • No consideraron obras de infraestructura urbana.
  • El impacto en comunidades habría sido mayúsculo.
  • Después del periodo necesario de pruebas, el presupuesto era de 169 mil millones de pesos, y al cierre de 2018 se incrementó a 305 mil millones de pesos.
  • La contratación de Fibra E fue innecesaria y excesiva; representaba pagar el doble al final de la Fibra.
  • Había enormes ventajas para los inversionistas a sabiendas que el proyecto no se concluiría, en el caso más optimista, hasta finales de 2024.

Sobre los contratos que fueron suspendidos al cancelar el proyecto del NAIM, Espriú detalló que de los más de 600 contratos sólo faltan por resolverse 114, pues el resto ya fueron pagados.  Informó que la deuda sobre el proyecto del NAIM era de 6 mil millones de dólares en bonos con vencimientos a 10 y 30 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *